Claves del cerebro: ¿hay un hemisferio “emocional” y otro “racional”?

Esta difundida concepción pasa por alto aspectos como la colaboración de ambos hemisferios para realizar labores complejas.

Por Felipe De Ruyt

Una de las concepciones más difundidas sobre el funcionamiento del cerebro humano es que cada hemisferio tiene un rol específico: uno sería “práctico” y el otro “emocional”. No obstante, precisa el doctor Pedro Maldonado, investigador principal en Neurosistemas, Estudios Cognitivos y Percepción Visual del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI), si eso fuera cierto “podríamos funcionar con sólo un lado del cerebro o desactivar un hemisferio cuando nos diera la gana. Sin embargo, esto no es posible”.

Pedro Maldonado

El instituto forma parte de la Iniciativa Científica Milenio, un programa del Ministerio de Economía que financia centros de investigación de excelencia y que nació en 1999, a partir de una propuesta del Banco Mundial.

Dos áreas que colaboran

Estudios con imágenes cerebrales han demostrado que frente a algunas conductas, sí existe más actividad en un lado del cerebro que en el otro. “Esto no implica que exista una competencia, sino que demuestra que ambos hemisferios más bien colaboran y son mutuamente necesarios para ejecutar adecuadamente una conducta”, precisa el investigador Pedro Maldonado.

Conductas complejas

“Lo práctico, lo analítico y lo emocional son conductas tan complejas que no se pueden hacer exclusivamente con un lado del cerebro, siendo necesario coordinar varios factores de ambos hemisferios”, explica el científico. “Si se altera cualquier parte del cerebro u ocurre una lesión, ésta provoca una pérdida de funciones cognitivas como la memoria, la percepción, la orientación espacial y la comunicación social”.

"Lo práctico, lo analítico y lo emocional son conductas tan complejas que no se pueden hacer exclusivamente con un lado del cerebro"

Acción combinada

Descubrimientos en los años 60 llevaron a la idea que un hemisferio cerebral podía “dominar” la realización de una conducta. Sin embargo, se ha demostrado que lesiones en áreas cerebrales específicas del hemisferio izquierdo o derecho impiden la realización de varias conductas complejas. “Por ejemplo, el lenguaje, la atención y el razonamiento se ven disminuidos tanto si se lesiona tanto el hemisferio izquierdo como el derecho”, describe el doctor Maldonado.

Labor conjunta

El cerebro siempre requiere de la colaboración de ambos hemisferios y, por lo tanto, no hay ninguna función que esté exclusivamente localizada o que pueda hacerse sólo con un lado del cerebro, siendo las fibras o conexiones del cuerpo calloso (órgano que se encuentra en el medio del cerebro) las que unen ambos hemisferios y hacen que éstos trabajen en conjunto. “No existe un lado emocional y uno racional, sino que ambos hemisferios deben trabajar conjuntamente para lograr un correcto funcionamiento”, recalca el investigador.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo