Presidente Ues privadas acreditadas: “Una Superintendencia de educ. superior arreglaría el problema de universidades como la Arcis e Iberoamericana”

El también rector de la Universidad San Sebastián, Hugo Lavados, señala que se debe revisar el proyecto de reforma a la educación superior, con un especial énfasis en la creación de la Superintendencia de Educación Superior.

Por Sandra Quevedo

Durante las últimas semanas, la ministra de Educación, Adriana Delpiano, planteó la posible división del proyecto de ley de reforma a la educación superior, con el objetivo de poder sacar adelante el proyecto durante el tiempo que queda de gobierno de la Presidenta Bachelet.

El planteamiento de la secretaria de Estado, generó diferentes reacciones en los actores del mundo educacional, con críticas abiertas del mundo privado al estado actual del proyecto, quienes sugieren cambios sustantivos al escrito, sobretodo para cambiar los últimos casos de las cuestionadas instituciones de educación superior.

De parte de las universidades privadas, Hugo Lavados, rector de la Universidad San Sebastián y Presidente del capítulo de las Universidades Privadas Acreditadas, sostiene que no concuerdan con el escrito actual y que la principal modificación que se debe hacer con la creación de una Superintendencia de Educación Superior.

“Tenemos que avanzar en términos de crear una Superintendencia de Educación Superior, como un órgano que tenga capacidades normativas y a la vez de fiscalización. La forma en que se está planteando ahora no responde a las necesidades y es bastante confuso”, afirma Lavados.

El planteamiento del rector de la USS, se afirma en la crisis que están viviendo las instituciones de educación superior en el último tiempo, siendo las más insignes la Universidad Arcis y la U. Iberoamericana, ambas casas de estudios cuestionadas por problemas financieros, lo que se traslada a problemas hacia sus estudiantes.

Según Lavados, al crear esta institución se tendría una mayor fiscalización, lo que podría anticipar problemas graves para los estudiantes como los casos insignes.

“Al tener una Superintendencia, se podría anticipar a los problemas e intentar corregirlos, como los que pasaron en la Arcis y la Iberoamericana. Encuentro my negativo que las cosas tengan que reventar con perjuicio para los estudiantes, y si bien es paradojas que las universidades privadas pidamos más fiscalización, pero estamos convencidos que es la forma de avanzar”, agrega.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo