Tres consejos clave para trabajar desde la casa

Lo primordial es tener las metas claras.

Por Publimetro

Si bien el estudio “El Trabajador Digital” de Citrix y Fundación País Digital indica que casi el 50% de los trabajadores chilenos optaría por el teletrabajo o trabajo a distancia, aún si ganara menos con tal de aumentar su calidad de vida, el docente especialista en Gestión Organizacional de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico, Luis Yáñez, plantea que no todos los trabajos pueden ser ejecutados desde el hogar y, en consecuencia, no todas las personas pueden optar a este tipo de organización para su trabajo.

 

“Por ejemplo, un operario de maquinaria debe estar físicamente presente para iniciar la puesta a punto de la máquina, verificar condiciones o corregir errores. El estadounidense Stephen Robbins hace referencia a tres categorías que son apropiadas: tareas rutinarias de manejo de información, actividades móviles y labores profesionales relacionadas con el conocimiento. Por lo tanto, la persona puede producir desde su casa siempre que la naturaleza de su trabajo se lo permita”, advierte.

Para algunos, trabajar lejos de la mirada de un superior puede conducirlos a ser menos productivos. Por eso, la clave está en tener las metas claras. “El trabajo debe tener esa connotación, independiente del lugar donde se realice. Por lo tanto, mientras se trabaja se está ejerciendo un rol determinado, lo que significa que se debe prestar atención y concentración a la tarea realizada, lo que a su vez requiere de determinadas condiciones”, apunta el experto.

Así, el docente indica tres condiciones que se deben cumplir para trabajar desde la casa y producir lo mismo o más que cuando se está en la oficina.

  1. Ubicarse en un lugar especial, privado y libre de distracciones: No hay que mezclar el ambiente familiar con el laboral, por lo que, por ejemplo, no es adecuado trabajar en la mesa del living o almorzar en el lugar que se tiene destinado para trabajar.
  2. Establecer rutinas de tiempo que permitan generar eficiencia, pero también descanso: Se debe comenzar en la mañana, de la misma forma que un trabajo presencial en la oficina. El trabajador en la casa debe primero darse una ducha, vestirse (no es recomendable trabajar en pijama), tomar desayuno y luego comenzar a trabajar.
  3. Comunicar a la familia que está trabajando, y que deben respetar sus tiempos: Esto permitirá beneficios tales como ahorro en transporte y tiempo de viajes, menor probabilidad de accidentes y conciliar familia y trabajo.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo