Las "dos revoluciones" que promete Guillier si llega a La Moneda

El abanderado del Partido Radical presentó su propuesta programática sobre energía.

Por Sebastián Vedoya

Una de las principales imputaciones que se han realizado al senador Alejandro Guillier, es su falta de propuestas. Este jueves, y tras meses de cuestionamientos, el precandidato presidencial del Partido Radical rompió el hielo y presentó su primer eje programático.

Rodeado de expertos y militantes radicales, el periodista hizo ingreso por alfombra roja a la Sala de Lectura del ex Congreso. Culminados los vítores a su favor, se refirió a las "dos revoluciones" que haría durante su gobierno: una al sector energético y otra en telecomunicaciones.

"Se agotó la etapa de la economía primaria exportadora, necesitamos dar un salto extraordinario y cualitativo hacia una economía más diversificada y con cadenas de valor", indicó Guillier.

"Vamos a ir a un programa que busca darle a Chile una nueva matriz productiva. Se agotó la etapa de la economía primaria exportadora, necesitamos dar un salto extraordinario y cualitativo hacia una economía más diversificada y con cadenas de valor. Hay ciertas áreas como la minería, la energía y las telecomunicaciones, que son tres ejes que nos van a insertar en el Siglo XXI", señaló el senador por Antofagasta.

Tras semanas de trabajo, el grupo de expertos encomendados por el candidato para la tarea hizo entrega este jueves de la primera propuesta, la cual se divide en medidas a corto, mediano y largo plazo relacionadas a energía.

FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

"Para respaldar un desarrollo sustentable y mejorar la calidad de vida de todos los chilenos, el objetivo de nuestra propuesta programática será proveer el acceso a un suministro de energía en base a fuentes limpias, autóctonas y a precios competitivos, reemplazando el consumo de combustibles fósiles (…) promoveremos el uso creciente de la electricidad como fuente de energía para los sistemas de transporte público y privados, y avanzaremos en la conversión de la demanda de energía térmica residencial, desde combustibles fósiles a fuentes limpias, principalmente renovables y autóctonas", sostiene la propuesta.

Entre las propuestas que se propone en el corto plazo, destaca que para el primer año de gobierno se propondrá "la reconversión de la matriz energética residencial y el acceso de estos clientes a precios competitivos".

"Las políticas públicas y las regulaciones existentes deben adaptarse para aprovechar al máximo los menores costos y mayores beneficios de la generación eléctrica a partir de energías renovables. Estos costos y beneficios, deben ser transferiros a los consumidores finales de manera continua hasta el abandono definitivo de aquellas tecnologías contaminantes e ineficientes", se indica.

En tanto, para el mediano plazo, el equipo del senador abogó por lograr acuerdos con respecto al desarrollo sustentable que el país necesita. En este sentido, se proponen seis políticas.

  • Desde que se dictó la ley No 20.571 de Generación Distribuida el 2014 se han instalado solo 6,4MW a lo largo del país. A esta velocidad, esta ley tendrá un impacto marginal en la disminución de costos y en mejorar la calidad de vida de la gente. Nos focalizaremos en mejorar las opciones de financiamiento para instalaciones residenciales y acelerar el desarrollo de las redes inteligentes con altos grados de componentes tecnológicos, que permitan ir reemplazando la obsolescencia de las redes actuales y expandir la generación distribuida.
  • Promoveremos activamente la migración del transporte público en base a combustión de gasolinas a electricidad. Esto nos permitirá desarrollar nuestros propios recursos energéticos, más limpios y sustentables.
  • Debemos comenzar ahora la transformación efectiva del parque vehicular en Chile, mediante el desarrollo de la infraestructura de empalmes para la recarga de vehículos eléctricos.
  • Sobre estas nuevas orientaciones, debemos nuevamente evaluar la factibilidad económica de nuevas redes de trenes para el transporte de carga y pasajeros, buscando el beneficio de una energía menos cara y autóctona.
  • La transición hacia una matriz limpia la debemos hacer maximizando el uso de la infraestructura gasífera, creando las condiciones para que parte del transporte de carga utilice GNL como combustible alternativo a los combustibles líquidos.
  • Para evitar que la intermitencia de alguna de las fuentes renovables debilite el funcionamiento del sistema eléctrico, desarrollaremos los incentivos y la base regulatoria para generar los respaldos necesarios para maximizar el uso de nuestras propias fuentes de energía.

Por último, se apela a grandes transformaciones para el largo plazo, mirando más allá de las metas asumidas a 2050, que generar un país "energéticamente independiente, autoabastecido por nuestros propios recursos energéticos y respaldando una economía más diversificada y sustentable".

  • Generar un plan de abandono de las fuentes contaminantes y migración a una matriz de generación eléctrica en base a recursos propios y renovables, con metas muy superiores a lo establecido por la estrategia energética 2050.
  • Aumento de la Inversión en investigación, desarrollo e innovación focalizada en el desarrollo de una industria energética que permita crear valor y ampliar la matriz productiva de nuestro país.
  • Masificación de la generación distribuida y el reemplazo progresivo de los combustibles contaminantes, con metas claras y medibles.
  • Suministro de la energía térmica a los hogares en base a electricidad generada por fuentes autóctonas y renovables.
  • Transformación del transporte urbano público a eléctrico, como alternativa más limpia y más económica a vehículos de combustión convencionales.
  • Transformación del transporte de carga que mueve nuestras materias primas de exportación y que utiliza combustibles fósiles, a gas natural licuado y electricidad.
  • Transformación total de nuestro parque automotriz en base a energía eléctrica durante este siglo.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo