Se mueve el tablero: Rusia y China envían buques para "cazar" la flota de EEUU que viaja a península coreana

Ya no solo Estados Unidos está enviado a sus fuerzas armadas hacia Corea del Norte, sino que ahora desde Pekín y Moscú se envían refuerzos para evitar un conflicto armado.

Por Javiera Ortiz

Rusia y China han enviado buques colectores de inteligencia para cazar a la flota estadounidense, específicamente al ‎portaaviones Carl Vinson, que ya está próxima a llegar a la península coreana.‎

Fuentes del Gobierno japonés informaron al diario local Yomiuri Shimbun que las naves de Rusia y China pretenden vigilar de cerca el movimiento de la flota de combate de EEUU que se dirige hacia Corea del Sur y que incluye al buque nuclear insignia US Carl Vinson, dos destructores y un crucero.

Se cree que el grupo de ataque se encuentra actualmente en aguas próximas al mar de China Oriental y que avanza rumbo al norte hacia la península coreana.

El envío de buques por parte de China y Rusia es una forma de enviar una señal de advertencia a Washington y exigir el uso de las vías políticas.

Moscú y Pekín, que priorizan la estabilidad en la península coreana, han manifestado su inquietud por la postura intolerante de Donald Trump, que no descarta aplicar la fuerza militar contra Pyongyang para responder a los recientes y futuros lanzamientos de misiles balísticos.

Pero desde el Kremlin también han advertido a Pyongyang, e incluso el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, llamó a respetar el derecho internacional a la hora de responder a las inadmisibles "aventuras nucleares" de Corea del Norte.

"Consideramos inadmisibles las aventuras nucleares de Pyongyang, que violan múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Al mismo tiempo, eso no quiere decir que se pueda violar el derecho internacional para responder. Así, espero que no se produzcan acciones unilaterales semejantes a lo que vimos en Siria recientemente", precisó Lavrov.

Flota rusa llega a Filipinas

El comandante de la flota rusa en Filipinas, Alexsei Ulyanenko. AFP

El grupo naval de la Flota rusa del Pacífico encabezado por el crucero lanzamisiles Variag, insignia de la Flota, llegó este jueves al puerto filipino de Manila, acompañado del buque nodriza Pechenga.

"Durante la visita, los marineros rusos se reunirán con representantes de los mandos navales de Filipinas, y el embajador de Rusia, recorrerán los lugares de interés y jugarán varios amistosos con marineros filipinos", afirmó a los periodistas el portavoz de la Flota del Pacífico, Vladímir Matvéev.

El programa de la expedición naval, que empezó el 1 de abril, incluye seis visitas más a puertos extranjeros. El principal objetivo de la travesía es ostentar el pabellón de San Andrés, la bandera de la Armada rusa, en los mares de Asia- Pacífico y fomentar la cooperación con los países de la región, afirmó el portavoz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo