La escalofriante historia detrás del entrenador que raptó, abuso y asesinó a niño de 10 años en Uruguay

Fernando Sierra López era el DT del pequeño, con el cual estableció una cercana relación la cual era conocida por los padres del menor. Sin embargo, tras una consulta sicológica, negaron los permisos para que ambos se relacionaran, hecho que gatilló en un horrendo crimen que conmocionó a la ciudad de Maldonado.

Por Christian Monzón

Fernando Sierra López era entrenador del Club Defensor de Maldonado, instancia en la que le tocó dirigir a Felipe Romero, un pequeño de 10 años que deseaba seguir los pasos de su padre Luis Romero, ex jugador de Peñarol, Nacional y del Cagliari italiano.

Ambos, DT y pupilo, lograron una cercana relación la cual se mantuvo pese a que el hombre dejó de ser el técnico del equipo. Con la aprobación de los padres del pequeño, el sujeto salía de vacaciones con el niño e incluso tenía autorización para pasarlo a buscar en el colegio. Incluso, figuraba como "padre" en Facebook.

Sin embargo, la relación comenzó a preocupar a Alexandra Pérez, policía uruguaya y madre de Felipe. Primero, lo investigó y no encontró nada, ya que el hombre no contaba con antecedentes penales. Posteriormente, decidió que lo mejor era llevarlo a él junto al pequeño a una cita con una sicológa, para que ella determinara si existía algún hecho de cuidado.

Y justamente ella detectó que "algo" no estaba bien con el sujeto. Por eso, pese a que Sierra era descrito como un hombre "amable, cariñoso e incapaz de dañar a alguien", recomendó que se mantuviera lejos del niño.

Cuando la mujer le contó al entrenador, éste respondió que si sin hacer ninguna observación, preguntando solamente si Romero se sentía bien y que él quería lo mejor para el menor.

Pero las palabras del hombre no tenían relación con lo que de verdad pasaba por su mente, ya que al día siguiente fue a retirar al niño a su colegio y lo secuestró. Tras varios días desaparecidos, hallaron los cuerpos sin vida de ambos en una quebrada del sector de Villa Serrana, a unos 150 kilómetros de Montevideo.

Reproducción

"Lo que podemos decir es que las dos personas fallecieron cada uno a causa de un disparo de arma de fuego a nivel de sus respectivas sienes. Todo nos hace suponer al día de hoy que Fernando mató a Felipe y posteriormente se quitó la vida", señaló la jueza Adriana Morosini, mientras se comprobaba posteriormente en la autopsia que Sierra abusó sexualmente del pequeño.

La madre de Romero en tanto dio a conocer sus primeras palabras tras el horrendo crimen, indicando que sus sospechas sobre el comportamiento del ex entrenador de su hijo comenzaron luego que este llevara al menor "a lugares sin mi autorización y, además, me enteré que la intención de su mamá, que se sentía ‘abuela' de mi hijo, era que Felipe se fuera a vivir con ellos".

"Le dije que era mi hijo y que yo decidía sobre él. Esa vez, Fernando se puso a llorar y me respondió que él se moría si le sacaba a Felipe", manifestó.

Reproducción

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo