Falleció Agustín Edwards, discutida y decisiva figura en la historia chilena

El quinto en la línea sucesoria de la emblemática familia dueña de El Mercurio asumió el control de las empresas familiares en 1956. Su deceso se debió a una falla multisistémica tras permanecer dos meses en coma inducido

Por Sebastián Vedoya

A los 89 años de edad, los Edwards despiden al quinto Agustín de la “dinastía”. La perspectiva histórica evaluará en su momento qué posición ocupará en la historia de Chile Agustín Edwards Eastman, aunque es innegable que durante los últimos 60 años –para bien o para mal- mantuvo una posición de influencia difícil de encontrar en un actor que no ostentó una posición de poder tradicional, sino que lo hizo a través de los medios de comunicación. 

Según trascendiera desde su familia, el enigmático dueño de El Mercurio falleció ayer en la tarde debido a una falla multisistémica, la cual lo mantuvo durante dos meses en un coma inducido. No obstante, la información fue extraoficial y hasta el cierre de esta edición ninguno de los medios de su propiedad hacían mención sobre el deceso de quien estuviera a la cabeza de la empresa periodística desde 1956.

De indudable rol como articulador durante el gobierno de Salvador Allende, su labor de oposición quedó expuesta en 1975 por la Comisión Church del Senado de EEUU, instancia donde se demostraron las gestiones que realizó ante el gobierno de Richard Nixon y el posterior financiamiento que recibiera desde la CIA para presionar el fin del gobierno socialista. 

Con relación a sus actuaciones durante la dictadura cívico-militar, Claudio Salinas, periodista partícipe del documental “El Diario de Agustín”, señaló que desde su influyente vitrina se promovió el “establecimiento del neoliberalismo mucho antes que los Chicago Boys lo hicieran”. 

“Este diario es una institución mediática, un poder de facto, un ente opinante. Cruza muchos gobiernos y procesos económicos del país”, enfatizó Salinas.

A través de un comunicado, el Colegio de Periodistas, el cual expulsó en 2015 al dueño de El Mercurio de sus filas, aseveró que en la historia quedará “el oscuro legado que Agustín Edwards Eastman dejó, tanto por sus acciones personales como por su manejo de las empresas periodísticas que controló”.

Uno de los hechos que marcó su vida y la de su familia fue el secuestro de su hijo Cristián por el FPMR. Edwards fundó más tarde Paz Ciudadana, institución que destaca hasta hoy en el desarrollo de propuestas en favor de la seguridad pública.

Una diferente percepción tuvo el diputado (RN) Rojo Edwards, quien desde su cuenta de Twitter destacó la figura del empresario. “Lamento la muerte de Agustín Edwards. Muere un defensor de la libertad”, expresó.

Desde el mundo empresarial también resaltaron el cometido de Agustín quinto. El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) Alfredo Moreno, dijo que Edwards “era un hombre que llevaba a Chile en su corazón, un empresario al que siempre le preocupó su país”.

Desde este momento la interrogante queda abierta sobre cuál de sus hijos será el encargado de liderar al “Decano”, que hasta ahora tiene a su hijo Cristián como figura principal. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo