Simce: claves para usar de buen modo internet y aumentar la lectura

Los estudiantes de 2º medio disminuyeron 7 puntos en la prueba de lectura, llegando a 247 en 2016, lo que equivale por segundo año consecutivo a los más bajos en la última década.

Por Sandra Quevedo

La última entrega de los resultados del Simce 2016 tuvo conclusiones auspiciosas para gran parte de los niveles, pero por segundo año consecutivo el foco estuvo puesto en 2º medio, específicamente en la disminución del puntaje de la prueba de Lectura, ya que bajó siete puntos, pasando de 254 en 2005 a 247 en 2016.

Desde la Agencia de la Calidad de la Educación, explican que esta situación se debe a la reducida participación de los estudiantes en comunidades escolares y el aumento del uso de internet, lo que los aleja de forma significativa de la lectura, por lo que sugieren dar más protagonismo a nuevas tecnologías en las salas de clases.

“Debemos promover el uso de estrategias pedagógicas que den un mayor protagonismo a los estudiantes en su proceso de aprendizaje, fomentar el trabajo colaborativo e incorporar las nuevas tecnologías en la sala de clases”, señaló Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia de la Calidad de la Educación.

Luego de la explicación de la autoridad, expertos no concuerdan que el masivo uso de internet disminuya la lectura, sino que se cambian los formatos, por lo que proponen crear nuevas estrategias de enseñanza.

“El Simce no mide las nuevas tecnologías, por eso es esencial unir estos dos mundos del texto tradicional con lo virtual, y acercar las pruebas estandarizadas a formatos de tablets, computadores y smartphones, con evaluaciones coherentes al nuevo tipo de aprendizaje”, afirma a Publimetro, Juan Silva, director del Centro de Investigación e Innovación en Educación y TIC Usach.

Para poder generar mejor comprensión, es importante que los estudiantes cuenten con diferentes estrategias como un vocabulario extendido.

“Para poder comprender lo que leen, necesitan tener conocimiento del vocabulario y manejar estrategias de comprensión, lo que se puede dar tanto en un libro en papel como en herramientas tecnológicas, por lo que se puede sacar provecho de internet”, manifiesta Magdalena Infante, coordinadora área lenguaje y comunicación Facultad de Educación UDD.

Un buen ejemplo que conecta internet con la lectura es “Ludibuk”, plataforma digital que una estos dos ámbitos, con un amplio catálogo de libros digitales destinado a alumnos de 1º básico a 4º medio.

La plataforma tiene la particularidad de crear una experiencia lúdica para los niños y jóvenes, quienes al ir leyendo pueden personalizar con música, ir poniendo marcas en el texto, y resolver desafíos para pasar etapas, al igual que en un juego.

“Creamos una experiencia con la lectura que se adapta a los nuevos tiempos. Los alumnos van respondiendo a medida que avanzan en la lectura, creando una interacción mayor que disfrutan los lectores y aporta herramientas para los profesores, quienes pueden ir monitoreando la comprensión”, cuenta Melissa Meneses, directora editorial de Ludibuk.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo