Hollande: pirateo contra la campaña del candidato Macron no quedará "sin respuesta"

a autoridad electoral francesa alzó el tono el sábado tras el ataque informático contra el candidato centrista a la presidencia, Emmanuel Macron, advirtiendo la víspera de los comicios que cualquiera que difunda los documentos pirateados se expone a sanciones "penales".

Por AFP

El presidente francés, François Hollande, advirtió el sábado que el pirateo masivo de documentos de la campaña del candidato centrista Emmanuel Macron, divulgados justo antes de la jornada de reflexión, no quedará "sin respuesta".

"Sabíamos que existía ese riesgo durante la campaña presidencial porque se produjo en otros lados. Nada quedará sin respuesta", declaró Hollande a la AFP.

El pirateo informático que sacudió la recta final de la campaña de cara al balotaje del domingo fue denunciado por el equipo del aspirante pro europeo como un intento de "desestabilización democrática, similar al que se vio durante la campaña presidencial en Estados Unidos".

Los documentos inundaron las redes sociales poco antes de la medianoche del viernes, hora del cierre oficial de la campaña electoral.

Los documentos, entre los cuales figuran correos electrónicos y notas de contabilidad, son todos "legales", pero a estos se añadió "muchos documentos falsos para sembrar dudas y desinformar", advirtió el equipo del aspirante centrista.

La Comisión Nacional de Control de la Campaña Electoral Presidencial (CNCCEP), que se reunió el sábado, pidió a los medios de comunicación y a los "ciudadanos" "ser responsables" y no difundir el contenido de los documentos para "no alterar la integridad de la elección".

"La difusión o la reproducción de estos datos, obtenidos de manera fraudulenta, y a los que probablemente se añadieron informaciones falsas, es susceptible de recibir una tipificación penal por varios motivos y que los autores sean considerados responsables" de ello, señaló en un comunicado.

El centrista Emmanuel Macron, que se somete por primera vez al veredicto de las urnas, encara la segunda vuelta de las presidenciales como claro favorito, con 60% de las intenciones de voto, frente a su rival de extrema derecha, Marine Le Pen.

La abstención podría alcanzar 30% del electorado, una cifra muy superior a la de anteriores elecciones presidenciales.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo