Los principales desafíos del nuevo presidente de Francia: Emmanuel Macron

Emmanuel Macron tendrá como principales retos triunfar en las elecciones legislativas, la elección de un buen primer ministro, unir a un país dividido, la lucha contra el paro, la amenaza terrorista y el mejoramiento de la economía, entre otros asuntos

Por Romina Luzón

Elegido con un 66,1% de los votos el centrista proeuropeo Emmanuel Macron se convirtió en el nuevo presidente de Francia, heredando así un país fracturado, al nuevo mandatario le esperan grandes desafíos para poder gobernar Francia.

  • Obtener una mayoría de votos en la legislativa para llevar a cabo sus reformas:

Las elecciones legislativas se llevarán a cabo los días 11 y 18 de junio, estás determinarán la composición de los 566 parlamentarios de la Asamblea Nacional. El partido de Macron deberá hacer una buena campaña para garantizarse una mayoría de diputados que le permitan así tener un gobierno tranquilo al mandatario, es por esto que el presidente eligió a 577 candidatos de la sociedad civil para las elecciones legislativas. Los seleccionó por concurso. La gente se presentó, envío su CV y un grupo de seleccionadores los va a elegir.

  • Elegir un primer ministro:

Lo primero que deberá hacer Macron será elegir a su primer ministro y mano derecha en el gobierno, labor en la que sabe que tiene que encontrar a la persona adecuada para tratar de reconciliar a los franceses. El perfil de esté le va a permitir definir una tendencia más de centroderecha o un perfil más de centroizquierda", lo que será algo crucial en estos cinco años de mandato.

Se barajan varios nombres, como Jean Ives Le Drian, que es el actual ministro de Defensa de Hollande; François Bayrou, su socio centrista del Modem; Anne Marie Idrac, ex secretaria de comercio; Cristine Lagarde, la actual directora del FMI, o el republicano Xavier Bertrand, un ex sarkozista y ex ministro de trabajo.

  • Devolver a Francia al crecimiento y creación del empleo

En la década pasada el país creció dos décimas por debajo de crecimiento de la eurozona, impulsado fundamentalmente por el consumo, pero con una débil inversión empresarial y una balanza comercial crónicamente deficitaria. Además, el país tuvo una tasa de paro del 10%, un desempleo juvenil del 23,7% y un paro de larga duración de los más altos de la eurozona.

En este punto Macron quiere reformar a marchas forzadas el mercado laboral, a partir del verano, con mandatos, un procedimiento expeditivo que permite aprobar un texto legislativo sin que medien debates parlamentarios, lo que podría suscitar protestas sociales, reducir el gasto público en 60 mil millones de euros y bajar en 120 mil el número de funcionarios, además de un plan de inversión pública de 50 mil millones de euros en un quinquenio y la simplificación del derecho del Código de Trabajo, el cual podría hacerlo pasar por decreto inmediatamente.

“Somos el último gran país de la Unión Europea que no ha conseguido resolver el paro masivo” señaló el nuevo mandatario.

  • Lucha contra el terrorismo:

La seguridad se ha vuelto de máxima relevancia tras los ataques terroristas yihadistas al semanario satírico Charlie Hebdo, al club nocturno Bataclán o el que tuvo lugar en Niza, cuando un camión atropelló a un grupo de concurrentes a una fiesta nacional de 2016.

En este tema, el mandatario anunció la creación de 10 mil nuevos puestos en la Policía y 15 mil en las cárceles, con el objetivo de reforzar la seguridad y la persecución de delitos. Además,  las fronteras exteriores de la Unión Europea y aboga por un aumento masivo de los efectivos de la agencia europea Frontex, entre 1.000 y 5.000 efectivos.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo