Los desafíos que deberá afrontar el próximo gobierno en relación al Transantiago

A partir del próximo año comienzan a concluir los contratos que conforman la estructura del sistema de transporte.

Por Sebastián Vedoya

Son tiempos de cambio para el Transantiago. Más allá de las promesas que han realizado los candidatos presidenciales, el transporte público capitalino sufrirá importantes modificaciones durante los próximos años debido al término de las licitaciones que diseñan el actual sistema.

Será el próximo presidente de la República o, en rigor, quien suceda a Paola Tapia en el ministerio de Transportes, quien deberá asumir esta tarea. "El próximo gobierno tendrá más responsabilidades que este, le va a tocar difícil la mano", advirtió a Publimetro el académico del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile, Leonardo Basso.

El próximo gobierno tendrá más responsabilidades que este, le va a tocar difícil la mano", advirtió Leonardo Basso.

De cumplirse los plazos estipulados por la ministra, la única tarea que quedaría zanjada durante la actual administración será la licitación de la mitad de los operadores de vías que prestan servicio actualmente el sistema. De no cumplirse con aquello, significaría un gasto para el Estado cercano a los US $3.000 millones. Desde Transportes, indican que en los próximos días se ingresarán a Contraloría las bases de licitación para el concurso de 6 unidades de negocios, las cuales reemplazarán los acuerdos convenidos en 2012 con Alsacia, Express, Redbus y STP, que culminan el 22 de octubre de 2018 (ver infografía).

Los contratos y condiciones para el resto de operadores será responsabilidad del próximo gobierno, aunque se destaca que lo ocurrido durante el primeros acuerdo "pone el piso" al momento de licitar a las empresas que deseen ocupar el espacio que dejarán -en caso de no concursar- Subus (22-08-2020), Metbus (22-10-2020) y Vule (24-11-2021).

auno063272.jpg Paro de alimentadores de transantiago

"Esta licitación pone el piso a partir del cual avanzamos. Deben haber indicadores de calidad más efectivos que los actuales. Que induzcan a los operadores a ejecutar la frecuencia y regularidad que les pide el plan operativo. Los indicadores actuales fueron una mejora, pero tocaron techo. No llevaron al servicio y al nivel que quisiéramos", señaló Basso.

Sin embargo, no sólo la flota dedicada al transporte de pasajeros sufrirá cambios en el corto plazo. Los servicios complementarios del sistema también culminarán pronto, específicamente el 10 de febrero de 2019. Estos servicios tienen relación con aquellas empresas a cargo de la tarjeta BIP!; los equipos de validación y la recaudación, administración, custodia y contabilización de los recursos del sistema. En la actualidad, ello se encuentra a cargo del Administrador Financiero de Transantiago (AFT), empresa constituida por Banco Estado, Banco Santander, BCI, Banco de Chile, Sonda y Metro. A ellos se suma Indra, responsable de la tecnología para el tren subterráneo.

"Esperaría que se mantenga lo bueno, la tarjeta BIP! es la gran estrella del sistema. Pero es necesario que el servicio sea más barato y que se consiga algo más con respecto a los puntos de carga. Permitir flexibilidad en términos de qué pasa cuando no se puede cargar", indicó quien ha sido el presidente más joven de la Sociedad Chilena de Ingeniería de Transporte (Sochitran).

"Hemos aprendido de las experiencias ganadas, no podemos hacer en un día todos los cambios", señaló la ministra de Transportes, Paola Tapia.

Sin embargo, los plazos que se manejan en la actualidad podrían obligar a la próxima autoridad a convenir una prórroga y, de este forma, aplazar las mejoras tecnológicas que espera el sistema, con los costos que ello podría significar. Pese a que los contratos actuales contemplan un plazo de 8 meses para aplicar una nueva tecnología de pago, desde el sector privado han especificado que se necesitan, al menos, 2 años para ejecutar con éxito este cambio.

Desde la secretaría de Estado, la ministra Paola Tapia, confirmó que los servicios complementarios no quedarán zanjados durante su gestión -pese a lo comprometido por su antecesor Andrés Gomez-Lobo-, al asegurar que es necesario más tiempo para culminar el proceso de forma adecuada.

"Hemos aprendido de las experiencias ganadas, no podemos hacer en un día todos los cambios. Pero no hemos postergado los servicios complementarios, estamos trabajando en esas bases y avanzaremos en la tramitación y, si es posible, haremos el llamado a ofertas. Pero también tenemos que entender que se requieren los plazos para hacer un buen proceso" sostuvo.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo