Mayol propone nacionalizar El Mercurio y restringir la propiedad de los medios de comunicación

El precandidato del Frente Amplio presentó una propuesta de Ley de Medios para Chile.

Por Sebastián Vedoya

Regular la legislación sobre medios de comunicación es una tarea sensible en cualquier sociedad. El límite entre libertad de expresión e intervencionismo es considerado en una delgada línea, que de cualquier manera siempre provoca controversia y una disputa mediática, tal como ocurrió con la Ley de Medios Audiovisuales que realizaron los Kirchner en Argentina. Punto inicial de un duro enfrentamiento entre la autoridad de aquel país y el Grupo Clarín.

Pese a la turbulencia propia del asunto, este viernes el precandidato presidencial del Frente Amplio, Alberto Mayol, propuso una legislación a los medios de comunicación nacionales.

Entre las propuestas destacan nuevas condiciones para los propietarios de medios, condicionando a empresarios o empresas que no "posean bancos, empresas de inversión financiera en general o empresas reguladas". A ello, suma que como mínimo, el 60% de la prensa escrita, televisión, medios digitales y radios sean de inversionistas chilenos. Con este modelo, los grupos Luksic, Bethia y Saieh no podrían continuar con el control de Canal 13, Mega y Copesa, respectivamente.

En cuanto a la publicidad, el representante del movimiento Nueva Democracia, expresa su intención de regular el avisaje privado mediante impuestos que promuevan el financiamiento de espacios artísticos y culturales, por sobre el resto. Además, restringiría la publicidad estatal en medios: 30% a medios privados, 55% a medios estatales, 15% a medios comunitarios.

En tanto, Mayol propone crear un "polo de propiedad social" para la TV, radios comunitarias y regionales. A través de un fondo, se impulsará la "adquisición, renovación y ampliación de equipamientos para medios comunitarios". Además, se darán "facilidades y financiamiento para la capacitación de  trabajadores de medios comunitarios.

Con respecto a los medios estatales, Mayol propone que entre los canales de televisión, al menos uno esté "dedicado a contenidos artísticos y culturales", cuya parrilla programática sea en un 50% producida en Chile. El canal estatal, indica, que deberán "transmitir gratuitamente los siguientes eventos deportivos: mundiales de fútbol y su fase eliminatoria, participación chilena de Copa Davis, copas internacionales de fútbol con participación chilena, Juegos Olímpicos (de verano, invierno y paralímpicos) y Panamericanos".

Sin embargo, el punto más polémico se refiere a la "nacionalización de El Mercurio", dado el "rescate" que realizó en 1988 el Estado y que evitó su quiebra.

"El Mercurio quebró a fines de los ochenta y fue rescatada por el Estado a través de triangulaciones con Banco del Estado. Esto se consumó en octubre de 1988, en pleno proceso del plebiscito, por lo que pasó a ser un hito poco masificado. Al ser una empresa rescatada por el Estado de Chile, desde entonces debió pasar a ser estatal, quien es su propietario legítimo. Asociado a TVN, El Mercurio pasará a ser parte del proyecto Red de Transmisión Multimedial del Estado", indicó.

Revisa a continuación los 13 puntos propuestos por el sociólogo.

 

PROPUESTA DE NUEVA LEY DE MEDIOS PARA CHILE

PRECANDIDATURA PRESIDENCIAL DE ALBERTO MAYOL

11 de mayo de 2017

  1. Instaurar un sistema tripartito de propiedad de los medios de comunicación, donde participen de modo equilibrado actores privados, el Estado y medios de propiedad social-comunitaria.
  2. Los medios de comunicación privados no podrán ser de propiedad de empresarios o empresas que posean bancos, empresas de inversión financiera en general o empresas reguladas.
  3. La propiedad privada de medios de comunicación debe ser prioritariamente de chilenos. La propuesta es que el 60% de los medios en radio, televisión, prensa escrita y medios digitales se encuentren en manos de inversionistas chilenos.
  4. Proponemos fortalecer un polo de propiedad social para la TV y Radios comunitarias y Regionales.  Para ello proponemos un fondo de fomento para adquisición, renovación y ampliación de equipamientos para medios comunitarios.
  5. Pretendemos que cada comuna de Chile tenga al menos un medio de comunicación de origen en dicha localidad.
  6. Entre los canales de televisión estatales, al menos uno será dedicado a contenidos artísticos y culturales. Al menos un 50% de su parrilla programática debe ser producida en Chile.
  7. Facilidades y financiamiento para la capacitación para trabajadores de los medios de comunicación comunitarios.
  8. Ampliación del espectro radioeléctrico destinado a radios comunitarias.
  9. Cobro de impuesto específico a la publicidad en medios privados destinada a los medios que promuevan contenidos artísticos y culturales.
  10. Nacionalización de El Mercurio. El Mercurio quebró a fines de los ochenta y fue rescatada por el Estado a través de triangulaciones con Banco del Estado. Esto se consumó en octubre de 1988, en pleno proceso del plebiscito, por lo que pasó a ser un hito poco masificado. Al ser una empresa rescatada por el Estado de Chile, desde entonces debió pasar a ser estatal, quien es su propietario legítimo. Asociado a TVN, El Mercurio pasará a ser parte del proyecto Red de Transmisión Multimedial del Estado. A esta red se sumará una radio de propiedad estatal presente en todas las comunas del país a través de dos señales, una de carácter cultural y otra de noticias.
  11. El gasto público en publicidad debe dividirse del siguiente modo: 30% a medios privados, 55% a medios estatales, 15% a medios comunitarios.
  12. Creación de la Radio Nacional de Pueblos Originarios cuyo objetivo sea preservar las lenguas de cada territorio. Esta radio transmitirá programación diferente en cada zona según los pueblos originarios existentes en el territorio.
  13. El canal estatal tendrá la obligación de transmitir gratuitamente los siguientes eventos deportivos: mundiales de fútbol y su fase eliminatoria, participación chilena de Copa Davis, copas internacionales de fútbol con participación chilena, Juegos Olímpicos (de verano, invierno y paralímpicos) y Panamericanos. Esto no impide que medios privados puedan transmitir, en acuerdo económico o por simple convenio, los mismos eventos con negociación directa con los organizadores.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo