"Niño Costero" ralentizó la economía peruana

El escándalo Odebrecht también afectó negativamente el crecimiento del vecino país.

Por AFP

El gobierno de Perú reconoció hoy que la economía local mantuvo en marzo la línea del crecimiento, pero con una expansión leve de 0,5%. La razón de la ralentización se encontraría en los daños causados por el fenómeno climático "El Niño Costero", que desencadenó intensas lluvias e inundaciones en una amplia franja del país. A ello se suma la suspensión de obras de infraestructura de la brasileña Odebrecht.

"De acuerdo a estimaciones del Ministerio de Economía y Finanzas, la economía peruana habría crecido alrededor de 0,5% en marzo, por encima de lo señalado por sondeos no oficiales", señaló un comunicado de ese portafolio.

Según las autoridades, con ese resultado "la economía peruana habría acumulado 92 meses de crecimiento ininterrumpido, acumulando una expansión en torno a 2,0% en el primer trimestre y de 3,3% en los últimos doce meses, en línea con la proyección de crecimiento de 3,0% para el año".

La economía habría acumulado 92 meses de crecimiento ininterrumpido"

La posibilidad de un crecimiento marginal había sido advertida a principios de mayo por el ministerio, cuando redujo en 1,5 puntos porcentuales, a 3%, su previsión de crecimiento del PIB en 2017.

"Cabe destacar que marzo ha sido el mes de mayor impacto de los dos choques adversos que enfrenta la economía peruana", precisaron las autoridades, las que sin embargo destacan la resiliencia de la economía peruana para haber mantenido una senda de expansión.

Perú, una de las economías más sólidas de América Latina en la actualidad, creció un 3,9% en 2016, frente a un 3,3% en 2015.

Las autoridades se muestran optimistas e indican que "la economía peruana acelerará su ritmo de expansión, impulsada por una mayor inversión pública y gasto en mantenimiento y rehabilitación de infraestructura pública".

Problemas en vital gasoducto

Según indicó el ministerio a inicios de mayo, la paralización temporal de los proyectos vinculados a empresas brasileñas ha generado mayor cautela en el despliegue de infraestructura, afectando a la construcción,  motor del crecimiento.

Uno de los proyectos afectados es el Gasoducto Sur Peruano, valorizado en US$ 7.000 millones, cuya concesión fue retirada por incapacidad a la empresa Odebrecht.

La acosada compañía brasileña deberá dejar importantes proyectos de infraestructura tras aceptar que pagó sobornos por 29 millones de dólares a funcionarios para ganar obras públicas entre 2005 y 2014.

En enero, el ministro de Economía, Alfredo Thorne, había reducido la proyección de 4,8% a 3,8% por los escándalos de Odebrecht.

"El Niño Costero" dejó 133 muertos, 188.073 damnificados, miles de hectáreas de cultivos destruidas y carreteras y puentes colapsados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo