Habitantes de Chañaral quedaron "inundados" por el barro que dejó desborde del río Salado

Durante esta madrugada, se procedió a la evacuación preventiva de 600 personas desde el sector céntrico de la ciudad y de la localidad de El Salado, debido al aumento de caudal que presentó el río.

Por Agencias

Los habitantes de Chañaral comenzaron de inmediato las labores de limpieza de sus viviendas tras sufrir la inundación por el desborde del río Salado, que dividió en dos a esta ciudad de la Región de Atacama.

La emergencia recordó a la producida por los aluviones de marzo de 2015, pero esta vez no deberán remover material como rocas, troncos y ramas, pero sí la enorme cantidad de barro que dejó depositada la crecida.

Además, el barro se solidificó bastante rápido ya que tras el cese de las precipitaciones la temperatura en la zona subió a más de 20 grados Celsius.

Durante esta madrugada, se procedió a la evacuación preventiva de 600 personas desde el sector céntrico de Chañaral y de la localidad de El Salado, debido al aumento de caudal que presentó el río.

También se evacuó el Hospital Jerónimo Méndez Arancibia. Los pacientes fueron derivados hasta el colegio D-17, que fue habilitado como albergue. Actualmente el hospital se encuentra sin servicio de agua potable.

Adicionalmente, 550 personas procedentes de los sectores Conchuelas y Ampliación Sur, se mantienen albergadas en las escuelas Angelina Salas y Federico Varela.

En cuanto a los servicios básicos, se informó que 4.900 clientes, correspondientes a la totalidad de la comuna de Chañaral, se encuentran sin servicio de agua potable.

Se reportaron también problemas en el abastecimiento de combustible, debido al anegamiento de los servicentros Copec y Petrobras.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo