A 42 años del primer viaje: así fueron los cuatro meses en que la gente iba al Metro de Santiago a pasear

Tras seis años de construcción, el primer tren del Metro de Santiago recorrió la Línea 1 entre las estaciones San Pablo y Estación Central el 15 de mayo de 1975, hace 42 años.

Por Nathaly Lepe

En 1925 fue la primera vez que en Chile se mencionó la posibilidad de establecer un tren subterráneo, como parte del sistema de transporte santiaguino. Cuarenta y tres años después, en 1968, bajo el gobierno de Eduardo Frei Montalvo, la idea comenzó a materializarse dando paso a la construcción de la Línea 1.

El primer proyecto fue creado por Luis Lagarrigue y constaba de dos líneas perpendiculares:  la primera era subterránea en sentido poniente-oriente conectaría la Estación Central con Plaza Italia a o largo de la Alameda y otra elevada en dirección norte-sur entre la Plaza de Chacabuco y el matadero utilizando las avenidas Independencia y San Diego.

metro1975.jpg Metro de Santiago

Más tarde, en 1965, el gobierno chileno estableció una comisión asesora destinada a diseñar soluciones basados en los estudios de la Oficina de Proyectos Especiales de Equipamiento Metropolitano respecto a la situación del transporte en Santiago.

Después de una serie de análisis finalmente en 1969 comentó la construcción del Metro en la intersección de las avenidas Alameda y Las Rejas donde finalmente se ubicaría la estación las Rejas.

Tras seis años de construcción, el primer tren del Metro de Santiago recorrió la Línea 1 entre las estaciones San Pablo y Estación Central  el 15 de mayo de 1975, hace 42 años.

La idea era dar comienzo a un período de marcha blanca que terminó cuatro meses más tarde, con el inicio oficialmente de la operación de Metro de Santiago.

En los primeros meses, la gente iba al Metro a pasear, a subirse a las escaleras mecánicas, a maravillarse con este espacio moderno, limpio y lleno de nuevas tecnologías.

El acceso controlado –gracias a una tarifa que triplicaba en valor al boleto de micro, la llamada “visita con erogación” – permitió ir educando a los usuarios en el cuidado y uso adecuado de las instalaciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo