Los grupos paramilitares del chavismo que causan caos y miedo en Venezuela

El director de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA), Mike Pompeo, advirtió que "cada vez es mayor" el riesgo de que las milicias armadas de Venezuela "actúen fuera de control" y alertó del "alto riesgo" que supone la creciente transferencia de armas en el país petrolero.

Por Javiera Ortiz

La violencia en Venezuela está lejos de terminar, sin embargo, uno de los reportes más preocupantes para la oposición y la comunidad internacional, se vieron reflejados este lunes en un video que fue difundido en las redes sociales donde se observa un grupo de armados que intimidaron con armas de fuego a vecinos de varios sectores de la provincia venezolana de Táchira.

La diputada a la Asamblea Nacional por la zona, Laidy Gómez, afirmó este martes que los “colectivos”(grupos paramilitares) armados de Táchira son financiados por el chavismo.

Además, Henrique Capriles también se pronunció sobre este suceso. En su cuenta de Twitter el dos veces candidato presidencial y líder de la posición difundió un video en el que señala que "Grupos paramilitares en San Cristóbal. Y el pran Reverol dijo que portes de armas estaban suspendidos. Absoluta impunidad".

Las denuncia sobre la existencia de grupos paramilitares

Esta no es primera vez que Capriles y la oposición venezolana denuncia que el Gobierno de Nicolás Maduro financia estos “colectivos” militarizados.

El pasado 14 de abril, Capriles señaló que el ministro de Interior y Justicia de su país, Néstor Reverol, comanda grupos paramilitares para actúan contra las manifestaciones opositoras que han remecido al país en los últimos 46 días.

"Yo públicamente denuncio al ministro del interior, es él quien comanda, quien dirige, no solamente la represión que ha habido estos días, es quien hoy está comandando los grupos paramilitares que son civiles armados que están al margen de la ley", aseguró Capriles en la oportunidad.

Incluso, el abogado aseveró que funcionarios policiales y militares le informan sobre supuestas órdenes emitidas por Reverol para impedir la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado y permitir la acción de grupos irregulares contra manifestaciones de ciudadanos.

"Todos los actos vandálicos son ordenados por el señor Néstor Reverol, que cumple órdenes de Nicolás Maduro", prosiguió al endosar responsabilidad al jefe de Estado.

Pero el vetado gobernador de Miranda en Venezuela no es el único que ha alzado la voz con esta problemática.

Ese mismo día, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió a Maduro que cesaran "las acciones homicidas de los paramilitares" en Venezuela. Momento en que las víctimas fatales en protestas opositoras aumentaban a cinco, cifra muy distante a los 42 fallecidos que hoy se registran en el país petrolero.

"Tienen que cesar las acciones homicidas de los paramilitares que se conocen con el nombre de colectivos", añadió Almagro, refiriéndose a las organizaciones comunitarias que, según la oposición venezolana, fueron armadas por el gobierno chavista.

 

 

Los “colectivos”: los grupos paramilitares de Venezuela

Aparte de la represión oficial de la Policía Nacional (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), grupos de hasta 100 personas en “caballos de hierro”, como coloquialmente se le dice a las motos en las que se movilizan, o desde vehículos particulares y taxis, pequeñas bandas de encapuchados que se movilizan detrás de las fuerzas regulares saquean negocios, atacan a urbanizaciones civiles identificadas como opositoras y disparan a quema ropa a grupos de manifestantes.

 

 Aunque los “colectivos” y los grupos paramilitares no son lo mismo, ya que los segundos son siempre funcionales al gobierno, en el caso de Venezuela ambos tipos de organizaciones sirven al chavismo, cuya lealtad es más antigua a la actual crisis que se vive en el país.

 

El plan Zamora y el financiamiento

El hecho que los grupos paramilitares estén actuando hoy en Venezuela para “contener” las protestas que se han generado desde el 4 de abril, el presidente Nicolás Maduro activó el llamado “Plan Estratégico Especial Cívico-Militar Zamora, en fase verde”, que según explica la ONG venezolana de defensa de los Derechos Humanos (Provea) se trata de “un plan estratégico y operacional que activa la Seguridad y Defensa de la Nación en caso de amenazas al orden interno, que puedan significar una conmoción social y política o una ruptura del orden institucional”.

A través de un comunicado, Provea explica que este “es el máximo Plan de Seguridad y Defensa de la Nación. Su fase verde es de alerta general, o de amenaza en un período de crisis”.

El 28 de diciembre del año pasado Nicolás Maduro realizó un acto para despedir el año junto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en el cual anunció el desarrollo de un operativo bajo el nombre Plan Zamora, para este año.

Evento en el cual Maduro argumentaba que se “viene un año de expansión de todas las fuerzas especiales, para poner el énfasis en la liberación territorial de nuestra patria, de las lacras del paramilitarismo que vienen de Colombia, y del paramilitarismo que viene de la ultraderecha”.

Las amenazas, según el mandatario, provenían de las organizaciones partidistas opositoras a las cuales el Gobierno calificaba de “promotoras del paramilitarismo”, responsables de diferentes protestas ocurridas durante el año.

Así Maduro llamó a fortalecer la “guerra de todo el pueblo”: “Tenemos que fortalecer las capacidades de inteligencia. Y aquí, quién más sabe de todo es el pueblo de Venezuela. ¡Busquemos a las organizaciones populares, a las UBCh (Unidades de Batalla Hugo Chavez), a los Consejos Comunales, a los CLAP (Comando Locales de Abastecimiento), a los Congresos de la Patria, para que ustedes vean cómo articulamos una inteligencia en el concepto de guerra de todo el pueblo!”.

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo