Esta vez no serían los rusos: ¿Corea del Norte está detrás del hackeo mundial?

Según consigna the New York Times, algunos de los códigos utilizados en el ransomware WannaCry coinciden con los empleados en ataques informáticos utilizados en el pasado por el régimen de Kim.

Por Javiera Ortiz

A Kim Jong-un no le bastaría con la polémica mundial que se ha generado por su último lanzamiento de misil que se acerca cada vez más a las costas pacíficas de EEUU y ser acusado de haber envenenado a su hermano Kim Jong-nam, sino que ahora tiene de cabeza a los expertos en seguridad informática desde China hasta EEUU.

Tras conocerse el ciberataque que ha remecido al mundo desde el pasado viernes que comenzó en España con el hackeo a Telefónica y que se ha afectado a al menos unos 300.000 usuarios, incluso Disney, funcionarios de la inteligencia de Estados Unidos y expertos vinculados al sector privado sospechan que piratas informáticos de Pyongyang estarían detrás, de acuerdo con The New York Times.

Según el rotativo neoyorquino, algunos de los códigos utilizados en el ransomware WannaCry coinciden con algunos de los utilizados en ataques informáticos norcoreanos pasados, como el de 2014 a Sony, aunque no se trata de una prueba definitiva de la implicación de Corea del Norte, ya que hackers de otros países podrían estar copiando ese método.

La empresa californiana de seguridad informática Symantec sostiene esta teoría ya que en una versión de WannaCry identificó el código de ataques al Banco Central de Bangladesh en 2016, a bancos polacos a inicios de año o a Sony Pictures Entertainment a modo de sanciones por 'The Interview', una sátira del líder norcoreano, Kim Jong-un. Symantec detectó en el pasado el origen de ataques informáticos en Estados Unidos, Corea del Norte o Israel.

De acuerdo al mencionado medio de comunicación, funcionarios de la inteligencia estadounidense tienen los mismos indicios que Symantec e investigadores, tanto de Google como de la firma rusa Kaspersky, han confirmado las similitudes del código. Sin embargo, todos advierten que la evidencia no es concluyente.

Los otros acusados

El ransomware WannaCry aprovecha para propagarse una vulnerabilidad del sistema operativo Microsoft detectada por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos cuyos detalles fueron robados y publicados en abril.

Incluso, el presidente y principal asesor legal de Microsoft, Brad Smith, advirtió en el blog oficial de la compañía tecnológica que el “acopio” de vulnerabilidades informáticas por parte de los gobiernos se ha convertido en un “patrón emergente” que causa “daños generalizados” cuando la información se filtra.

“Hemos visto aparecer en WikiLeaks vulnerabilidades almacenadas por la CIA, y ahora esta vulnerabilidad robada a la NSA (Agencia Nacional de Seguridad) ha afectado a clientes en todo el mundo”, criticó Smith, pronunciándose sobre el origen del fallo en Windows que el software maligno WannaCry aprovecha.

En tanto, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró este lunes que Rusia no tiene nada que ver con el ciberataque global que ya ha afectado más 200.000 ordenadores en al menos 150 países, y acusó a los servicios secretos de Estados Unidos de ser "la fuente primaria del virus".

"Creo que la dirección de Microsoft ha señalado a los servicios secretos de EEUU como la fuente primaria del virus. Rusia no tiene nada que ver con esto", afirmó Putin en conferencia de prensa en Pekín, donde participó en el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda.

Las víctimas de este hackeo reciben un mensaje de WannaCry, que exige un pago en la moneda digital bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores.  y ha afectado a al menos 150 países, y golpeado a centros de salud en el Reino Unido, grandes empresas en Francia y España, la red ferroviaria en Alemania, organismos públicos en Rusia o universidades en China.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo