Horrendo crimen: sujeto asesina a su esposa transexual y hace una sopa con sus huesos

El hecho ocurrió el 2014, pero ahora se está desarrollando la investigación del crimen cometido por Marcus Volke, por lo cual se dio a conocer el testimonio de un electricista que logró visualizar que algo raro había acontecido en el departamento del hombre.

Por Christian Monzón

Consternación existe en la ciudad de Brisbane en Australia luego que se destaparan los macabros detalles del crimen en el que un sujeto asesinó a su esposa transexual y que luego utilizó sus huesos para preparar una sopa.

El hecho ocurrió el 2014, pero ahora se está desarrollando la investigación del crimen cometido por Marcus Volke, por lo cual se dio a conocer el testimonio de un electricista que logró visualizar que algo raro había acontecido en el departamento del hombre.

El profesional acudió a arreglar un desperfecto en el horno eléctrico de la vivienda, en donde fue atendido por el joven de 27 años, el cual se desempeñaba como chef en un restorán.

Al observar la escena en la cocina, el electricista reparó en algunas situaciones extrañas. Primero, encontró diversas bolsas con residuos en el lugar. Luego, observó que había un charco de sangre frente al horno, en donde además había una olla que había comenzado a fundirse.

Y para agrandar la situación, sintió un olor raro. Al consultarle a Volke, este respondió que hacía una sopa de cerdo. Esto no dejó tranquilo al hombre, por lo que al abandonar el recinto fue de inmediato a dar aviso al encargado del edificio, quien posteriormente alertó a la policía que algo extraño pasaba en el lugar.

Al llegar los oficiales, el chef los hizo pasar y les pidió que lo esperaran un minuto. En ese momento, ingresó a su dormitorio, se infirió una herida cortopunzante en el cuello y luego saltó por la ventana.

172676771.jpg Una de las pocas imágenes de la pareja junta. Facebook

Esto último ocasionó un ruido que hizo a la policía entrar al dormitorio, por lo que al ver lo acontecido salieron en búsqueda del hombre, hallándolo en un contenedor de basura escondido, lugar en el que esperaba su muerte, hecho que finalmente aconteció.

Tras toda esta situación, la familia se enteró de un nuevo hecho que puso en duda cuánto conocían realmente a Volke. Esto porque no tenían idea que estaba casado, menos aún con una mujer transexual identificada como Mayang Prasetyo, quien era oriunda de Indonesia y que se dedicaba al comercio sexual.

Ahí la historia del crimen encontró un contexto: el chef tenía una deuda de nueve mil dólares debido a su gran uso de las tarjetas comerciales por lo que llegó a un acuerdo con su "pareja"; mientras ella buscaba clientes y así le daba dinero al hombre, éste le iba a permitir que ella lograra la ciudadanía australiana producto del sagrado vínculo.

Y el horror se apoderó más de la familia al saber que el extraño olor del caldo de cerdo que hacía el hombre, acorde a lo que le contó Volke al electricista, era en realidad una sopa que contenía los huesos de Prasetyo, a quien había asesinado.

El caso impactó a la sociedad australiana y tres años después vuelve a resurgir la sensación debido a la investigación que se efectúa sobre el macabro hecho que finalmente dejó como saldo la muerte de la víctima y el asesino.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo