Venezuela envía 2.000 militares a región fronteriza con Colombia

Un manifestante de 15 años murió en el convulsionado estado Táchira (oeste), lo que iguala el trágico resultado de 43 fallecidos en las protestas de 2014 que también exigían la salida del poder de Nicolás Maduro.

Por Agencias

El ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, anunció este miércoles que por instrucción presidencial se ha elevado "a una segunda fase" el Plan Zamora en el estado Táchira (oeste) implementado hace un mes por el Ejecutivo para "mantener el orden interno" e informó que enviará 2.000 soldados a la zona.

"Hemos decidido por instrucción del presidente de la república (Nicolás Maduro) elevar a una segunda fase, vale decir a un mayor nivel de concentración, y otras actividades adicionales el empleo del Plan Zamora en el estado Táchira a partir de este momento", dijo Padrino en declaraciones transmitidas por el canal estatal VTV.

"He ordenado el traslado de 2.000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales", afirmó el ministro, indicando que la medida fue dispuesta por Maduro ante la escalada de violencia en San Cristóbal, capital de Táchira, y varios municipios aledaños.

Al menos una veintena de comercios saqueados, dos instalaciones de policía incendiadas y un destacamento militar atacado con bombas incendiarias fue el saldo de disturbios registrados en esa región entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles, según un parte oficial.

tachi1.jpg
tachi2.jpg
tachi3.jpg

Un teniente coronel, comandante de la unidad castrense, resultó herido en el rostro.

Padrino, también jefe de la Fuerza Armada, aseguró que esos hechos no tienen precedentes en Táchira, en la frontera con Colombia, y dijo que demuestran el "accionar subversivo" de la oposición para "desestabilizar" al gobierno.

"Nos preocupa profundamente que estas células (…) van tomando dimensiones superiores, producto del llamado irresponsable de algunos actores políticos de oposición", sostuvo e indicó que el objetivo es extender la violencia a otras zonas del país.

El ministro aseveró, incluso, que "la idea es convertir a Venezuela en otra Siria, a Táchira en un Alepo".

"Esa es la vía, la destrucción, la muerte entre nosotros", añadió Padrino, quien instó a la oposición a no equivocarse pues el gobierno y la Fuerza Armada juegan "en el mismo tablero y nos vamos a permitir que la patria caiga en el caos".

"No se equivoquen porque ya estamos cansados de ver correr sangre en la calle producto de la irresponsabilidad de estos actores que no quieren sino ver una guerra civil entre hermanos", dijo.

La Fuerza Armada, con enorme poder político y económico, ha declarado en reiteradas ocasiones "lealtad incondicional" a Maduro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo