Ranking de calidad del Transantiago: operadores extranjeros se consolidan como los peores del sistema

Los operadores nacionales poseen históricamente mejor indicadores en la frecuencia y regularidad de los buses

Por Sebastián Vedoya

La diferencia de calidad entre las empresas extranjeras y nacionales que operan el Transantiago es elocuente a la hora de evaluar el sistema. Por lo menos así lo dan a entender las cifras del Ranking de Calidad que elabora cada trimestre la Dirección de Transporte Público Metropolitano (Dtpm), y del cual se ha dado a conocer su última versión correspondiente a enero-marzo 2017 (ver infografía).

El documento informa desde 2012 el desempeño en regularidad y frecuencia de los siete operadores del sistema. Se trata del número de salidas de buses por tramo horario y el lapso de circulación entre vehículos, respectivamente. De acuerdo a la última medición de percepción y opinión que se hizo a los usuarios del transporte público capitalino, ambos parámetros son por lejos considerados el principal problema del Transantiago con un 44% de las menciones. Lo sigue la evasión con apenas un 7%.

El histórico de estas cifras demuestra en general una leve tendencia a la baja en la calidad del servicio. No obstante, el rendimiento de los cuatro operadores extranjeros, en comparación a los tres nacionales, explicaría tal fenómeno, el cual se suma a la disconformidad que las personas manifiestan en contra el sistema.

operadores-transantiago.jpg

Los dueños de las "micros"

No sólo son las unidades de negocio operadas por chilenos las que obtienen los mejores resultados, sino que, además, son lideradas por personas vinculadas por décadas al transporte público de Santiago, principalmente durante el esquema de micros amarillas: Juan Pinto Zamorano y Jorge Gomez Pérez. El primero, controlador de Vule y Metbus, en las que se desempeña como presidente de directorio y gerente general, respectivamente. Gomez, en tanto, es el principal accionista de STP.

El resto de operadores del sistema son todos de origen extranjero. Alsacia y Express son controladas en un 99% por Global Public Services, empresa colombiana perteneciente a la familia Ríos Velilla. Del mismo país proviene Subus, cuya propiedad mayoritaria es de la Fábrica Nacional de Carrocerías (Fanalca). A ambas empresas de capital colombiano no sólo las une la procedencia, sino, además, las complejidades financieras que han atravesado en los últimos años. Por último, Redbus, corresponde a Transdev, de origen francés y con experiencia en transporte público en 19 países.

 Nacionales vs extranjeros

Al enfrentar los resultados entre ambos "bandos", la diferencia de gestión queda a la vista. En el promedio histórico, los tres operadores nacionales logran un porcentaje de cumplimiento de frecuencia del 97,3%, mientras que los extranjeros sólo llegan al 93,9%. El piso mínimo exigido en los contratos es de 90%.

En regularidad la diferencia se hace más amplia. Mientras las empresas locales obtienen un 86,6% de cumplimiento, las foráneas apenas aprueban por 0,6% el mínimo exigido del 80%. De los 19 estudios realizados desde 2012, han incumplido este ítem como grupo en 7 oportunidades. En este caso vale distanciar a Redbus, quien nunca ha fallado, mientras Express (4), Subus (5) y Alsacia (18) lo han hecho en 27 ocasiones, siendo este último el caso más complejo. El operador de los servicios 100, 408 y 410, sólo cumplió la meta en un trimestre.

El conocimiento y la efectividad demostrada, o no, por unos u otros toma relevancia a meses que se relicite el 50% de las operaciones y se adjudique a nuevas empresas el traslado de pasajeros. Alsacia, Express, Redbus y STP vencen contratos en octubre de 2018, las cuales serán reemplazadas por seis operadores.

Según la ministra, Paola Tapia, pese al interés en participar del nuevo proceso que han demostrado todas las empresas, las nuevas bases de licitación evaluarán el desempeño en frecuencia y regularidad de cada unidad de negocios a la hora de permitirles optar a un nuevo periodo. "Se está evaluando técnicamente este piso. Además, la idea es ampliar las multas a quienes no cumplen con los contratos", afirmó.

"Recogimos la experiencia y el conocimiento"

Conocedora del buen desempeño de las empresas nacionales, Tapia reconoce que estas se han sabido "transformar y profesionalizar ante el nuevo sistema". "Hay un interés por hacer las cosas bien y una preocupación integral por sus conductores y los usuarios", señaló.

La secretaria de Estado no desconoce la responsabilidad del resto en las largas esperas que padecen los usuarios, aunque destaca el alza sostenida por Redbus, asume que la mayoría de operadores extranjeros "han estado sistemáticamente bajo los estándares exigidos". "Son datos reales que están a la vista y se entregan transversalmente a los usuarios", resaltó.

Para German Correa, actual presidente de EFE y ex coordinador general del Transantiago durante sus inicios, "uno puede considerar que hay una experiencia acumulada que puede ayudar a los operadores nacionales a que tengan mejores resultados", aseveró.

Las condiciones de los buses y la experiencia de los conductores son las claves del buen desempeño, según Héctor Moya, directivo de Metbus, operador con los mejores números del sistema. "Recogimos la experiencia y el conocimiento. Hemos sido capaces de mantener los buses en buenas condiciones y tenemos conductores que vienen operando en Santiago hace 15, 20 0 30 años. Son personas de gran experiencia que saben movilizar correctamente", indicó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo