A un día de la reunión, estos son los principales roces que han tenido Donald Trump y el Papa Francisco

Será una reunión en la que también habrá puntos en común, como el rechazo del aborto, del que Trump hizo una bandera durante su campaña política, por lo que obtuvo parte del apoyo de los católicos y de la Iglesia en Estados Unidos.

Por Publimetro

El papa Francisco recibirá este miércoles en audiencia al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en una reunión a la que ambos llegan con opiniones diametralmente diferentes sobre inmigración y cambio climático.

La audiencia privada en el palacio pontificio comenzará a las 8:30 hora italiana (03:30 hora chilena) y durará no mucho más de 20 minutos.

Las divergencias entre el papa y el presidente estadounidense han sido notorias, sobre todo en lo que concierne a la política contra la inmigración de Trump y el lema "puentes y no muros" repetido continuamente por Francisco.

El papa aseguró que recibirá a Trump sin ningún prejuicio y que, como a todos, le escuchará y será muy sincero con el.

"Yo jamás hago juicios sobre una persona sin escucharlo. Yo le escucharé y diré lo que pienso. Lo importante en cualquier situación es buscar las puertas que no están cerradas. Seguir adelante y paso a paso", dijo Francisco a su regreso del reciente viaje a Fátima (Portugal).

Pero, ¿Cuáles han sido los roces que han sostenido el papa Francisco y Trump?

Todo empezó con una pregunta al papa durante su regreso a Roma después de visitar México. Un reportero le preguntó su opinión sobre la propuesta de Donald Trump respecto a construir un muro entre México y Estados Unidos para evitar la migración ilegal.

Ante lo cual, el papa respondió “una persona que piensa sólo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiano”.

A partir de ese momento comenzó el duelo de declaraciones entre Washington y el Vaticano.

Respecto a la duda sobre la fe de Trump, el entonces candidato a la Casa Blanca calificó como “vergonzoso” los dichos del pontifice, durante un evento de campaña en Kiawah Island, Carolina del Sur.

“Es vergonzoso que un líder religioso esté cuestionando la fe de otra persona… ningún líder, especialmente un líder religioso, debe tener el derecho a cuestionar la religión o la fe de otro hombre”, afirmó Trump en la oportunidad.

Pero Trump no solo defendió sus creencias, sino que también advirtió que él podría defender al papa y al Vaticano de un ataque terrorista mejor que otros.

"Cuando el Vaticano sea atacado por el Estado Islámico, que como todos saben es el premio máximo para ellos, puedo prometerles que el papa desearía y rezaría que Donald Trump fuera el presidente”, agregó el mandatario.

Después de la rápida respuesta del millonario al papa, el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, trató de aclarar que las declaraciones del papa no habían sido un ataque a Trump.

“De ningún modo esto es un ataque personal ni una indicación sobre cómo votar… esta es su opinión general, que es muy consistente con seguir con valentía las indicaciones del Evangelio de ofrecer acogida y solidaridad”, aclaró el vocero.

Horas después y en un tono más conciliador, Trump reguló el tono y afirmó que no quería pelear con el Papa.

“Tengo mucho respeto por el papa. Tiene mucha personalidad y creo que está haciendo un buen trabajo, tiene mucha energía… de hecho, no me gusta pelear con el papa. No creo que esto sea una pelea”, sentenció Trump.

Las diferencias a conversar en esta reunión

La defensa del medioambiente y la lucha contra el calentamiento global, argumento de la primera encíclica firmada por el papa Francisco "Laudato Si", también es objeto de diferencias, después de que Trump haya anulado los esfuerzos de su predecesor Barak Obama en este aspecto.

El contenido de la conversación del papa y Trump se conocerá solo a través del habitual y escueto comunicado que emitirá la oficina de prensa del Vaticano tras la reunión, ya que el mandatario estadounidense no tiene previsto hacer declaraciones en Italia.

Generalmente es siempre el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, el encargado de profundizar los temas más importantes y de interés para la Iglesia en la reunión posterior que mantiene con los Jefes de Estado y Gobierno, y que también mañana celebrará con Trump.

La reunión con el papa será completamente privada y sólo con la compañía de un intérprete, aunque se podrá vislumbrar cómo ha ido el encuentro entre ambos en el momento del intercambio de regalos y de los saludos a la delegación, el más distendido de la audiencia.

Tras la reunión con el papa, Trump y la delegación estadounidense visitarán la Capilla Sixtina y la basílica de San Pedro.

El presidente estadounidense, que llegará al Vaticano tras visitar Arabia Saudí, Israel y Palestina, acudirá posteriormente al palacio del Quirinal, sede de la Jefatura del Estado italiano, para mantener una reunión con el presidente de la República, Sergio Mattarella.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo