Los dos primeros rostros de la brutalidad en Manchester: una niña de 8 años y otra de 18

Las primeras víctimas identificadas son una niña de 8 años que había acudido al concierto con su madre y una estudiante de 18 años, ambas británicas

Por Agencias

Dos chicas de 8 y 18 años son los primeros muertos identificados de los 22 que dejó el atentado suicida del lunes en Mánchester (sudoeste de Inglaterra), en un concierto pop.

Además, hay 59 heridos, en algunos casos muy graves, de los cuales al menos doce tienen menos de 16 años.

Según la primera ministra británica Theresa May,entre el público había muchos niños y adolescentes, el perfil predominante entre los admiradores de Ariana Grande, la estrella estadounidense que actuaba en el Manchester Arena.

Saffie Rose Roussos, 8 años

roussos.jpg

La niña Saffie Rose Roussos había asistido al concierto en el Manchester Arena con su madre, Lisa Roussos, cuando un terrorista hizo estallar un artefacto de fabricación casera, según han confirmado las autoridades del condado de Lancashire, al norte de Inglaterra.

El director de la escuela primaria a la que asistía la menor, Chris Upton, la describió como "simplemente una maravillosa niña pequeña".

"La quería todo el mundo. Su calidez y amabilidad se recordarán con cariño. Saffie era callada y modesta, con un toque creativo", dijo Upton, que describió la muerte de la niña como una "tremenda conmoción".

– Georgina Callander, de 18 años 

victima2.jpg

Estudiante universitaria, también de Lancashire. El día antes del concierto publicó una foto en las redes sociales abrazada a Grande. "CONTENTA DE VERTE MAÑANA", afirmaba a pie de foto.

"Nuestro más sentido pésame, pensamientos y plegarias se dirigen hacia la familia de Georgina, sus amigos y todos aquellos afectados por esta pérdida", afirmó un portavoz del centro educativo.

El diario local "Manchester Evening News" ha recaudado cerca de 200.000 libras (230.000 euros) en una campaña a través de internet para ayudar a la familia de Callander.

Hay todavía un gran número de desaparecidos y los padres se encuentran en una desesperada búsqueda de sus hijos, visitando los hospitales de la zona y compartiendo imágenes de sus seres queridos en las redes sociales, según destacó The Guardian.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo