Tasa de desempleo revela que precariedad sigue marcando la pauta

Pese al aumento de los trabajos formales, las personas que labora por cuenta propia siguen siendo la tónica y más entre las mujeres en este último trimestre.

Por Pablo Contreras

Pese a que el dato creció dentro de lo esperado, el 6,7% de desocupación del trimestre febrero-abril informado por el INE, continúa mostrando que el indicador muestra una lenta, pero sostenida alza.

El dato positivo es que los asalariados (aquellos que tienen un contrato y tienen cotizaciones de salud y previsión), creció un 0,3%, el primer aumento tras cuatro periodos consecutivos a la baja.

Sin embargo, paralelamente quienes trabajan por cuenta propia (empleo informal) tuvieron un alza de 5% en los últimos doce meses.

Por sectores, la Industria Manufacturera (6,1%), Otras Actividades de Servicios (12,9%) y Actividades de Salud (6,5%) impulsaron el crecimiento de los Ocupados en doce meses. Por otro lado, Hogares como Empleadores (-5,7%), Actividades Financieras y de Seguros (-10,3%) y Servicios Administrativos y de Apoyo (-6,8%) consignaron las reducciones más llamativas.

Frente a estas cifras, Alejandro Puente,  economista de la Universidad Santo Tomás (UST) tiende a no ser tan negativo, al destacar que el desempleo no siga incrementándose “con una tasa de crecimiento cercana a cero”, añadiendo incluso esperaba un peor dato, por razones estacionales.

Complejos datos del empleo femenino

El informe de este trimestre revela datos que son algo dispares en el empleo femenino. Por un lado, el desempleo en mujeres crece anualmente algo más que entre los hombres, pero cae una décima respecto del trimestre inmediatamente previo.

Pero al mismo tiempo, de este tipo de trabajo formal cayó el número que laboraba en la categoría de Personal de Servicio Doméstico (-6,9%) ejercido mayormente por ellas, el que según explica Juan Bravo, economista e investigador de Clapes UC, “ha estado cayendo ya hace rato, no es algo puntual”.

El especialista añade que junto con el cambio legal que hubo en este sector, “lo que ocurre  es que en periodos de desaceleración, como hay menos ingresos, las personas tienen menos dinero para contratar este tipo de servicio”.

Por otro lado, el incremento en el último año de las mujeres que están Ocupadas se explicó por aquellas que se desempeñaron como trabajadoras por Cuenta Propia (5,2%), versus las que laboran de manera formal (1,4%)

Este tipo de datos es precisamente al que Bravo más le preocupa. Se sabe que en general el cuenta propia es precario, pero alerta que incluso para ellas esta realidad es peor. “En el caso de las mujeres el 87,5% no tiene cotizaciones de previsión y salud, en el caso de los hombres es 79,7%. O sea, en ambos es alto, pero en mujeres es peor”, resalta y agrega que en cuanto a los ingresos la situación no cambia, ya que comenta que existe una brecha del 71% en contra de ellas.

A nivel global la opinión de ambos especialista es más bien similar. “Lo que deberíamos tener en los próximos meses por razones estaciones y la actividad económica es algún incremento”, apuntando a un promedio de alrededor del 7% en 2016.

Algo más pesimista es Bravo, quien sostiene que “lo que vamos a seguir viendo es que va a seguir habiendo este ajuste (en el empleo), pero éste se puede dar de dos formas: una es que siga subiendo el desempleo, o como ha sucedido hasta ahora en que los aumentos sean moderados, pero la cuenta propia y el subempleo suben muy fuerte”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo