Alberto Mayol: "Espero que las definiciones de Beatriz Sánchez sean más claras de aquí en adelante"

El candidato del Frente Amplio conversó con Publimetro a semanas de la primaria frente a Beatriz Sánchez.

Por Sebastián Vedoya

"Ser candidato no tiene ningún misterio", asegura el sociólogo y precandidato presidencial del Frente Amplio, Alberto Mayol. El 2 de julio vivirá su primera contienda como político cuando enfrente a Beatriz Sánchez para convertirse en el abanderado del pacto. Se tiene fe. Pese a que muchos dan por hecho un triunfo de la periodista advierte que aún nada está dicho. "Sé que estoy sobre 40% de los que van a participar de las primarias y aún falta 1 mes de campaña", dice confiado en ser parte de la papeleta de noviembre próximo. "Ser sorpresa es más interesante que ganar de manera obvia", asevera al inicio de su primera conversación con Publimetro.

¿Cuál es la razón de ser de la candidatura de Alberto Mayol?

Hay un proyecto político que nace con una serie de principios fundamentales para Chile. Para eso hay que tener osadía y capacidad de ganar todo tipo de batallas: las políticas, las técnicas, las espirituales, de todo tipo. Ese es el rol que tengo que cumplir. Debemos ser capaces de establecer líneas divisorias, definiciones fuertes y claridad. Esta candidatura está basada sobre ese criterio.

¿Y cuáles son los principios a los que apuesta?

Los chilenos estamos endeudados con un sistema financiero que es completamente nocivo. Ocupan nuestra plata de las AFP para prestarnos a grandes intereses, lo cual nos da una rentabilidad mínima. Necesitamos nuevas obras públicas en Chile, dos grandes trenes: uno de alta velocidad hasta Puerto Montt y uno convencional hasta Magallanes. Vamos a transformar la educación, la queremos pública y de verdad. Hay mucho que cambiar, queremos un nuevo sistema de salud. Estamos seguro que hay que refundar Chile, hacerlo con cariño y pasión, con la tranquilidad que significa saber cuál es el camino.

¿Cómo se logra esta "refundación" sin el apoyo de las elites política y económica?

Las elites están muertas, no tienen ninguna importancia. Hoy sólo las costumbres nos hacen recordarlos. Están desesperados buscando sus espacios, se espían entre ellos, son débiles. Nos cuesta entender que no sirven ni para ellos mismos. Tenemos una oportunidad muy grande. Las crisis políticas siempre son una oportunidad para la ciudadanía. Qué es mejor, no saber que estaban comprados. Es mejor saberlo, que haya una crisis y que tengan que salir de ahí, que sepamos que no tenemos que votar por esas personas. Todo eso es parte de lo que necesitamos.

Has dicho que la condición económica del país será un gran desafío para el próximo gobierno ¿cómo se supera aquello?

Muy fácil. Hoy tenemos en ahorro 180 mil millones de dólares en el sistema de pensiones. Saquemos las AFP, usemos ese dinero más allá de la bolsa de comercio, para inversión de nuestro propio desarrollo como país. Y cuando el empresario nos diga, este país ya no nos gusta, me voy a llevar mis 3 mil millones de dólares, nosotros vamos a tener 180 mil millones. Y vamos a poder invertir en la industria del litio, que es el futuro de las economías mundiales, y vamos a poder invertir nuestros propios recursos que están en los fondos de pensiones. Sólo que en vez de estar regulado por las AFP estará controlado por nosotros mismos, por un directorio que nosotros elegiremos democráticamente. Mientras tanto, vamos a tener pensiones con un nuevo sistema de reparto solidario, según lo propuesto por la Coordinadora No+AFP, quienes tienen el mejor estudio que se ha hecho y que permitiría entregar el doble de las pensiones actuales.

¿El horizonte del Frente Amplio es a largo plazo?

No, porque los problemas de los chilenos son ahora. De acá a 2030 la mitad de los chilenos va a tener la pensión mínima, eso no puede seguir. El sistema educacional como está va a ser un fracaso enorme, porque será muy caro y malo. Nuestro sistema de salud está colapsado, tiene una ineficiencia enorme y problemas de base a partir de este sistema mixto con las Isapres. Estamos llenos de problemas que son ahora, nosotros somos ahora.

¿Es Sebastián Piñera el rival a vencer?

Es el rival a vencer, pero no sólo electoralmente. Es el rival político y ético a vencer. Piñera representa al modelo económico. Yo le mandé una carta pidiéndole un debate sobre este tema. No le voy a decir nada, no le voy a decir güiña, no le voy a decir nada respecto a sus acciones. Solamente hablaremos del modelo. No podemos elegir de nuevo a Sebastián Piñera, es una locura ética, una locura política y esa locura sólo puede ocurrir porque la Nueva Mayoría abrazó nuestras banderas, engañó a la ciudadanía y sencillamente fracasó. Eso le está entregando el triunfo a la derecha, pero nosotros vendremos en pocos meses y diremos que no es así, que Piñera no va a poder seguir explicando lo inexplicable, su mirada donde el límite de la ley es simplemente un lugar por donde transitar, y que si se tropieza fuera un rato tampoco le preocupa mucho.

Pero en esta batalla habrá que buscar aliados ¿dónde los encuentra el Frente Amplio?

En ese caso hay alianzas, con aquellos que no se han vendido, con aquellos que no han transformado la política en una mercancía, y habrá alianzas posibles con aquellas personas confiables en llevar las transformaciones.

Para quienes participen de las primarias del Frente Amplio ¿por qué votar por Alberto Mayol y no por Beatriz Sánchez?

En nuestra candidatura están claras las definiciones. Hemos dicho todas las propuestas. Lo que nos va a distinguir es la osadía con la prudencia, haremos las cosas que se deben hacer pero las haremos con método, con criterio, con cariño, con un mecanismo que no implique pagar grandes costos por hacer transformaciones.

Las críticas a Beatriz Sánchez han surgido por falta de definición ¿coincides?

Espero que las definiciones de Beatriz sean más claras de aquí en adelante, porque eso nos va a ayudar a todos en el Frente Amplio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo