Tres niños fueron los primeros en recibir bombas de insulina gracias a la Ley Ricarte Soto

Isabella, Cristóbal y Thomas recibieron los aparatos en el Hospital Clínico San Borja Arriarán. Tienen entre 3 y 10 años, y gracias a la Ley Ricarte Soto ahora cuentan con bombas de insulina que les brindarán una mejor calidad de vida.

Por Consuelo Rehbein

Las bombas de insulina son un insumo médico de alto costo. Es un aparato que administra durante las 24 horas del día insulina ultra-rápida a los pacientes con diabetes mellitus tipo 1, lo que se conoce como tratamiento intensificado, ya que imita la secreción fisiológica de la insulina.

El costo particular de una de estas máquinas supera los 8 millones de pesos (con todo lo que requiere para funcionar durante un año), valor que puede ser inalcanzable para muchas personas. Amparados en la nueva Ley Ricarte Soto para enfermedades de salud de alto costo, Isabella (10 años), Cristóbal (8 años) y Thomas (3 años) se convirtieron en los primeros niños en recibir una bomba de insulina que les cambiará la vida. Los tres pequeños son pacientes del Hospital Clínico San Borja Arriarán (Hcba).

INSULINA Comunicaciones SSMC
Los beneficios de la ley

Habitualmente los pacientes que no disponen de una bomba de insulina deben realizarse cerca de 150 inyecciones en el mes, además de punciones diarias para medir sus niveles de glicemia, lo que les produce dolor, malestar y ansiedad. Con la incorporación de la bomba de insulina mejora sustantivamente la calidad de vida de las personas, pues disminuyen los riesgos de hipoglicemias, y gracias a un monitoreo constante se hacen innecesarias tantas inyecciones.

Durante el proceso de instalación de las bombas de estos pequeños, en el Hospital San Borja Arriarán, estuvieron presentes la Ministra de Salud, Carmen Castillo; el Director del Servicio de Salud Metropolitano Central, Jorge Martínez; y el Director del Hospital San Borja Arriarán, Patricio Vera.

insulina Comunicaciones SSMC

Los niños beneficiados se encontraban diagnosticados con diabetes mellitus tipo 1 con inestabilidad severa, uno de los 14 problemas de salud de alto costo cubiertos por la Ley Ricarte Soto. Según manifestó la Ministra de Salud, Carmen Castillo, esta ley "le está dando la posibilidad a 846 personas, independiente de su previsión y condición social, de recibir este tratamiento”.

El Director del Servicio de Salud Metropolitano Central, sostuvo que “estamos muy orgullosos de poder dar comienzo a este proceso de entrega en el Hospital Clínico San Borja Arriarán perteneciente a nuestra Red de Salud". Cabe destacar que el Hcba es un hospital tipo I que ofrece atención de alta complejidad.

¿Qué es una bomba de insulina?
Bomba de insulina Minsal

La bomba de infusión continua, más conocida como bomba de insulina, es un aparato que administra durante las 24 horas del día insulina ultra-rápida a los pacientes con diabetes mellitus tipo 1, lo que se conoce como tratamiento intensificado, ya que imita la secreción fisiológica de la insulina.

La bomba cuenta con un sensor que monitoriza la glicemia del paciente las 24 horas del día, permite que esté metabólicamente estable y ayuda a predecir las hipoglicemias.

Hay dos tipos de pacientes, tanto pediátricos como adultos, que pueden optar a la bomba de insulina a través de la Ley Ricarte Soto:

Pacientes con requerimiento de micro-dosis de insulina y que, a pesar de llevar una correcta adherencia al tratamiento, no logran un control glicémico apropiado.

Pacientes con buena adherencia al tratamiento, que presentan episodios de hipoglicemias severas e inadvertidas.

Agradecimiento de los niños

Isabella, de 10 años, señaló tras el procedimiento de instalación de su nueva bomba de insulina que “para mí lo importante es que me va a cambiar la vida, voy a ser más feliz, no voy a sufrir de desmayos, ni nada de eso, ni voy a caer en el hospital. Entonces, va ser mejor mi vida con esto”.

Por su parte, Cristóbal (8 años) indicó que “esto es demasiado bueno. Yo nunca creí que iba a llegar alguna parte a ser así. Esto es increíble, ya nunca más tendré que pincharme, a mí no me gustaba tanto pincharme”. El tercer beneficiado fue Thomas, quién apenas tiene 3 años de edad.

insulina Minsal

Sin la Ley Ricarte Soto, el costo particular de la bomba de insulina con sensor en pacientes DM1 inestables severos es aproximadamente de $8.341.856, incluyendo el valor de la Bomba, el sensor y los insumos anuales.

Cabe señalar que al 30 de abril de 2017, la Ley Ricarte Soto ha beneficiado a 5.256 personas con tratamientos gratuitos, basados en medicamentos, dispositivos médicos y alimentos, sin importar el Sistema de Salud al que pertenecen.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo