Qué hace que Santiago sea la segunda ciudad más cara de Latinoamérica para comprar un departamento

Especialistas del rubro inmobiliario atribuyen esto a la cada vez más escasa cantidad de terreno disponible para construir y al atractivo que tiene la capital para invertir.

Por Pablo Contreras

¿Está buscando un departamento para comprar pero no encuentra algo acorde a su bolsillo? Al parecer esa percepción suya no es equivocada, porque un estudio sostiene que Santiago es la ciudad más cara de Latinoamérica si de viviendas se trata.

Eso dio cuenta la primera versión de Relevamiento Inmobiliario de América Latina (Rial), elaborado por el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), en conjunto con Navent, en el que nuestra capital sólo se ubica por detrás de Río de Janeiro, mientras que el podio lo completa Montevideo en un ranking que consideró 15 urbes de la región.

Para llevar a cabo el listado, se utilizaron los precios que piden los vendedores para la venta del inmueble, tomados de los sitios web más utilizados de oferta inmobiliaria, considerando departamentos de entre 20 y 100 m2, con 1 y 2 dormitorios y valores entre 10.000 y 300.000 dólares. Además, para hacer la comparación, se focalizó en barrios de características similares de las distintas ciudades. Para el caso de Santiago, se consideraron San Miguel, Las Condes y Providencia.

En base a ello, según este reporte, el precio de un m2 en nuestra capital vale 3.269 dólares, por detrás de los US$4.079 de la ciudad carioca y por encima de los US$2.910 de la principal urbe uruguaya. Todos valores de marzo de este año.

Pero ¿por qué Santiago se ubica en este sitial? “Dentro de los rankings a nivel mundial, y en particular en Latinoamérica, es una de las ciudades que tiene mejor calidad de vida, con buena conectividad, transportes, internet, salud y bajos índices de delincuencia, entonces como capital se hace bastante atractiva”, comenta Cristián Lecaros, CEO de Portalinversionista.com.

Otro detalle no menor es el tamaño la ciudad y que según Lecaros genera que “al ser tan pequeña en Latinoamérica, produce que la UF/ m2 en este caso haya subido en los últimos cinco o diez años de manera exponencial”, debido a la alta demanda y  a la vez la menor oferta disponible.

En esa misma línea, Fernando Herman, gerente de operaciones de la plataforma Toctoc.com, indica que “el stock de oferta está más controlado con una concentración mayor en proyectos en construcción, por lo que la oferta inmobiliaria no ha superado la demanda”. ¿La consecuencia?  “No se esperamos ver importantes bajas de precios”, añade.

¿Efecto IVA?

En 2015, la venta de viviendas se disparó un 40,3%, según datos de la Cámara Chilena de la Construcción y si se consideran sólo los departamentos, estamos hablando de un incremento del 57,6%, todo motivado por el fin de la exención del pago del IVA en la construcción.

Sin embargo, ese aspecto no fue primordial para situar a la capital en este segundo lugar, ya que según Lecaros, estos sólo aceleró la demanda, pero el alza en los valores son más bien por “son más bien por factores estructurales de Santiago”.

De hecho, indica que “la tendencia alcista se ve desde el 2005 cuando comienza despegar la UF/metro cuadrado en la capital”. Esto se ve reflejado en datos de un informe de GFK Adimark que indica que entre 2006 y el último trimestre de 2015, el valor promedio de una vivienda en la Región Metropolitana aumentó un 72%.

En esa línea, Herman sostiene que “la reforma tributaria, desde su anuncio, produjo aumento en el precio de los proyecto inmobiliarios que fueron absorbiendo el efecto del IVA de forma paulatina. Por esta razón, no se ha visto un incremento brusco de los precios”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo