Senado aprobó el cambio de sexo y nombre legal solo en adultos

Como "agridulce" calificaron este anuncio desde el Movilh. Desde Iguales celebraron este primer paso, pero ambas organizaciones consideran que los niños no deben quedar fuera y criticaron la exigencia de certificación médica, porque ser transexual no es una enfermedad.

Por Consuelo Rehbein

Esta semana el Senado continuó la votación artículo por artículo de la ley de identidad de género. El proyecto buscaba que las personas trans, pudiesen cambiar su nombre y sexo legal por uno que fuera acorde a su identidad y no sólo respondiera a sexo biológico.

Desde las organizaciones que defienden los derechos de la población LGBTI de nuestro país, la recepción de los resultados de este proceso de votación dejaron una sensación agridulce. Tanto el Movilh como Iguales celebraron la aprobación del trámite, el que podrá realizarse de manera sencilla en cualquier Registro Civil, sin embargo no apoyan el límite de edad establecido, ni la exigencia de certificados médicos que avalen la decisión de realizar el cambio de sexo.

¿Cómo funcionará el proceso?

El trámite se podrá realizar en el Registro Civil, de manera simple. Sin embargo, si el solicitante se encuentra casado, deberá hacer el trámite en el Tribunal de Familia. Esta excepción fue duramente criticada por el Movilh.

En caso de estar casado, el trámite no podrá realizarse en el Registro Civil y deberá procesarse en un Tribunal de Familia.

En los aspectos prácticos y relacionados con el trabajo del Registro Civil, la entidad deberá rectificar las imágenes y documentos que conserve de la persona, cuando el sexo y nombre no coincidan con su identidad de género. Quienes no quieran cambiar su nombre de pila podrán mantenerlo, sólo si no resultan equívocos respecto de su nuevo sexo registral.

El detalle de la votación

Por 12 votos a favor y 6 en contra se rechazó la indicación que permitía a terceros (padres, madres, hijos, cónyuges y convivientes civiles de los solicitantes) oponerse a su cambio de nombre y sexo registral de las personas trans. El presidente ejecutivo de Iguales, Juan Enrique Pi, señaló que "nos alegra que, por amplia mayoría, se haya rechazado la indicación que permitía la oposición de terceros al ejercicio de este derecho”.

Senado Agencia Uno

 

Sin embargo, el proyecto no fue aprobado como se esperaba desde las organizaciones que defienden los derechos de las personas LGBTI. Con 12 votos a favor y 7 en contra, se aprobó la indicación que exige a los solicitantes la presentación de una evaluación médica con el objeto de determinar si “(él o ella) cuenta con las condiciones psicológicas y psiquiátricas necesarias para formular la solicitud".

En 1991, la Organización Mundial de la Salud sacó a la homosexualidad de su lista de enfermedades. Por lo que ser transexual, homosexual o reconocerse con alguna identidad LGBTI no tendría relación con un trastorno médico.

El presidente ejecutivo de Iguales calificó la medida como patologizante. “En el segundo trámite, deberemos también eliminar los requisitos patologizantes, que fueron aprobados en este trámite, y que vulneran la dignidad de las personas trans", dijo Pi. Cabe recordar que el 17 de mayo de 1991, la Organización Mundial de la Salud sacó a la homosexualidad de su lista oficial de enfermedades, por lo que las organizaciones consideran que exigir un certificado médico para realizar el trámite sería un retroceso. De hecho, por este hito, el 17 de mayo fue declarado como el "Día Mundial contra la homofobia y la transfobia".

¿Y los menores de edad?

El Senado aprobó el cambio de sexo en el registro civil sólo a personas mayores de 18 años, por lo que los casos de niños trans quedaron excluidos de esta posibilidad.

Aunque tuviera el apoyo de sus padres, un menor de edad no podrá realizar el trámite. En la sala, el senador Girardi leyó un mensaje del Movilh que comenzaba diciendo que “constituye tortura tratar a las personas con un nombre y sexo que no las identifica, obligándolas desde pequeñas a desarrollar una vida que no es la suya".

El mensaje señalaba que desde el Movilh lamentaban "profundamente que el proyecto que se discute deje fuera de su amparo a los niños y niñas trans. Ello violenta el interés superior del niño".

El proceso continúa

Una vez concluida la jornada en el Senado, Rolando Jiménez señaló sobre lo de los certificados médicos y lo de los niños que “esto patologiza a las personas trans y violenta la dignidad de niños y niñas. Por eso, desde ya llamamos a las personas a sumarse a la Primera Marcha por el Interés Superior del Niño que desarrollaremos el 1 de julio en Plaza Italia”.

El trabajo de votación de votación particular en el parlamentario se retomará el próximo martes 13 de junio.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo