"Fue un incidente confuso": la defensa de la monja acusada de agredir a alumno de 11 años en Las Condes

La religiosa fue formalizada esta jornada, en donde de acuerdo al tribunal no podrá acercarse al menor.

Por Aton Chile

El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago decretó este viernes que la monja española María Luisa Rodríguez (56) no podrá acercarse al menor de 11 años al que abofeteó en el colegio La Virgen de Pompeya, ubicado en la comuna de Las Condes.

La Fiscalía local formalizó a la religiosa por la nueva Ley 21.013, que entró en vigencia el 6 de junio y que sanciona conductas que antes no eran constitutivas de delito, referidas al maltrato de niños, adolescentes menores de 18 años, adultos mayores y personas discapacitadas.

Tras la audiencia, el abogado defensor Jorge Triviño afirmó que la monja es inocente del delito de lesiones que se le imputó y que el golpe se produjo en un “incidente confuso” entre dos menores que se encontraban peleando.

De acuerdo a la versión del abogado, la monja intentó separarlos y en esas circunstancias propinó “sin quererlo” un golpe en el rostro del menor de 11 años, alumno de sexto básico de ese establecimiento particular subvencionado, donde la religiosa era la encargada de la enfermería, ya que fue separada de su cargo.

Acerca de la versión del menor de que fue encerrado en la enfermería, el abogado la desmintió y afirmó que la religiosa llevó a los menores a esa dependencia para que no siguieran peleando.

Asimismo, dijo que no corresponden las disculpas públicas que exigió el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, porque no hubo intención de la monja de golpear al menor.

Sin embargo, el niño afectado afirma que la monja le propinó una bofetada y que después lo encerró en la enfermería para que, supuestamente, se le pasara el enrojecimiento del rostro que le provocó el golpe. El menor logró salir de la habitación y concurrió a la dirección del establecimiento a denunciar el hecho.

Joaquín Lavín acudió a la audiencia. Agencia Uno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La dirección llamó a José Luis Castillo, padre del alumno, quien constató lesiones y concurrió a la 47ª. Comisaría de Los Dominicos a presentar la denuncia. Hasta la misma unidad llegó la religiosa, quien quedó detenida a la espera de la formalización.

A la audiencia también asistió el alcalde Joaquín Lavín, quien pidió las disculpas públicas del colegio y de la monja con el menor y su familia. También informó que el niño no asistirá más al colegio La Virgen de Pompeya y que desde mañana irá a clases al colegio San Francisco del Alba.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo