Nuevo caso de espionaje: acusan micrófonos y seguimientos al interior de Clínica Santa María

El establecimiento de salud privado pertenece al grupo Penta.

Por Publimetro

Un nuevo caso de espionaje afecta al mundo empresarial. Se trata de la Clínica Santa María, luego que despidieran injustificadamente al segundo hombre de seguridad del establecimiento.

 

Según El Mostrador, el espionaje se realizaría desde hace, al menos, dos años al interior de uno de los negocios del Grupo Penta.

La historia es así: el segundo al mando de la seguridad del recinto Williams Herrera fue despedido por su superior Jorge Cantarero.

Herrera señaló que Cantarero había cometido una larga lista de ilícitos y que lo desvinculó injustamente, por lo que decidió escribirle un correo electrónico al gerente de operaciones, Juan Eduardo Infante relatando que su superior "habría boicoteado a gerentes y espiado a presuntas amantes, instalado micrófonos en las oficinas, contratado a sus más cercanos amigos y despedido a todo aquel que cayera en desgracia ante él”.

Así es como Herrera confiesa que Cantarero actuaba junto a su asistente administrativa, Nicol Lagos. Asimismo, un funcionario de la PDI recibía 300 mil pesos mensuales para espiar a gerentes, subgerentes, supervisores y administrativos. Por si fuera poco, Cantarero violaba la Ley de Telecomunicaciones al captar e intervenir las comunicaciones privadas, aseguró Herrera.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo