La fábrica de maquillaje que ensordece a los niños en China

Más de 300 niños han perdido el habla y la escucha debido al plomo que genera una fábrica que produce pigmentos para pintura y maquillaje en polvo

Por Agencias

El diario New York Times elabora un extenso reportaje sobre los más de 300 niños de Dapu, una ciudad de la provincia de Hunan, en el centro de China, que han perdido el habla y la escucha y tienen dificultades para andar debido al plomo que genera la fábrica Meilun Chemical Materials, que produce pigmentos para pintura y maquillaje en polvo.

Sin embargo, los habitantes de Dapu, situada en el corazón rural de China, donde la industria química es la reina, han abandonado las demandas legales porque han recibido amenazas. “No hay tal cosa como la justicia aquí”, dice el padre de uno de los niños afectados, que con 5 años ya no escucha la voz de su madre.

La fábrica Meilun Chemilcal Materials ya fue noticia a principios de este año después de los informes  que sugirieron que había sido responsable de una crisis de salud que ha dejado más de 300 niños con niveles excesivos de plomo en la sangre.

El envenenamiento por plomo representa una amenaza importante para los “sistemas neuronales y reproductivos” de los niños y en los casos graves puede conducir a “coma, convulsiones y muerte”, informó Xinhua, la agencia oficial de noticias de China.

Incluso cuando las empresas reconocen algo de responsabilidad por daño a la salud pública, como lo hizo Meilun, los remedios dados a las comunidades a menudo están muy por debajo de las necesidades de las víctimas, señala la nota.

Bajo el  mandato presidente Xi Jinping, el gobierno prometió una oportunidad para que la gente pudiera defenderse, declarando una "guerra contra la contaminación"con  la promulgación de una ley en 2015 para que sea más fácil demandar a las empresas y obligarles a cubrir el costo de la limpieza de los barrios, algo que los ambientalistas anunciaron como un gran avance.

Pero el progreso ha sido limitado. En los tribunales chinos, el Partido Comunista controla las decisiones de los jueces. La policía, por orden de las autoridades locales, a menudo acosan a abogados y activistas, con la esperanza de disuadirlos de llevar los casos, según los defensores. Por su parte, el gobierno decide qué grupos sin fines de lucro pueden presentar demandas de interés público.

Como resultado, los que defienden a la industria química en China rara vez prevalecen. “La élite ven a las  víctimas de la contaminación como sus enemigos", asegura Wang Zhenyu, un abogado con sede en Beijing que ha tomado los casos en nombre de las víctimas de la contaminación.

-Signos de que algo anda mal-

Los miembros del personal de la Escuela Primaria de Dapu se sorprendieron cuando se dieron cuenta que los niños estaban mostrando signos de hiperactividad y pérdida de la memoria a un ritmo alarmante. Los maestros pasaron horas pasando la materia de geografía y matemáticas, pero a la mañana siguiente, muchos parecían haber olvidado todo lo que se había

En busca de respuestas, los padres llevaron a sus hijos a los hospitales en la capital provincial, Changsha, y en Shanghai, a 600 millas de distancia. Los médicos ordenaron los análisis de sangre y descubrieron un patrón: Los niños mostraron niveles inusualmente altos de plomo en la sangre. En la primavera de 2014, el envenenamiento por plomo había sido diagnosticado en más de 300 niños.

Durante años, los residentes habían acusado Meilun de contaminar la ciudad. La planta se puso en el centro de un tramo densamente poblada de casas, mercados de verduras y arrozales. Cuando los residentes Dapu pusieron en tela de juicio la conveniencia de permitir  a Meilun  operar tan cerca de los hogares y las escuelas,  se encontraron con la postura desafiante de los  funcionarios, pues Meilun, anteriormente una planta de propiedad estatal, fue uno de los mayores empleadores de la ciudad, con más de 100 trabajadores en su punto máximo, y generó cientos de miles de dólares en ingresos fiscales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo