No le bastó con el ex director del FBI, esta vez Trump quiere despedir al fiscal especial que investiga el 'Rusiagate'

Desde la Casa Blanca enfatizan que el amigo de Trump "habla en nombre de sí mismo", no en nombre de la administración del presidente.

Por AFP
Robert Mueller El fiscal especial Robert Mueller / AFP

Donald Trump está considerando despedir a Robert Mueller, fiscal especial e independiente en la investigación sobre la posible colusión entre Rusia y el comité de campaña de Trump para influir en las elecciones presidenciales estadounidenses, aseguró un amigo del presidente el lunes.

El director ejecutivo de Newsmax Media, Christopher Ruddy, hizo esta afirmación en vísperas de la presentación del fiscal general Jeff Sessions ante el Comité de Inteligencia del Senado que investiga la trama rusa. 

Sus comentarios vinieron menos de una semana después de las explosivas afirmaciones ante el mismo comité del ex director del FBI, James Comey, quien sugirió que Trump habría intentado interferir en esa investigación.

"Creo que él está considerando tal vez despedir al fiscal especial. Creo que está considerando esa opción", dijo Ruddy en el programa "NewsHour", de la cadena de televisión pública PBS, cuando se le preguntó si Trump dejaría que Mueller continúe con su papel en la investigación sobre Rusia.

"Personalmente creo que sería un error importante", agregó Ruddy.

CNN citó una fuente cercana a Trump según la cual "mucha gente le estaría aconsejando" que no despida a Mueller, quien también dirigió el FBI entre 2001 y 2013.

El líder demócrata del comité, Adam Schiff, advirtió en Twitter que "Si el presidente despide a Bob Mueller, el Congreso inmediatamente lo reestablecería en su puesto. No nos haga perder el tiempo".

El presidente despidió a Comey a principios de mayo. Dado que como director del FBI supervisaba la investigación sobre Rusia y la posible colusión con el equipo de Trump, dicho despido ha llevado a muchos a preguntarse si el mismo no puede ser considerado como obstrucción a la justicia.

Sessions, quien recomendó en un memorándum firmado que Comey fuese despedido, podría echar mano de su privilegio ejecutivo como una manera de limitar el alcance del testimonio que debe prestar el martes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo