"Los monos": el grupo más radicalizado de la toma del Instituto Nacional

Los alumnos que plantearon la idea de paralizar las actividades académicas y se propagó entre la mayoría de los alumnos, cuentan lo que quieren lograr con esta medida.

Por Sandra Quevedo

Una semana lleva la toma de los alumnos del Instituto Nacional, la que ya ha sido desalojada por Fuerzas Especiales con mandato de la Municipalidad de Santiago y ocupada nuevamente con retomas.

La interrupción del normal funcionamiento de las clases se debe a que gran parte de los alumnos quiere que las autoridades den cumplimiento a sus demandas, que tienen que ver problemáticas históricas como desmunicipalización, gratuidad universal, además de temas de infraestructura, cambios en la administración financiera, tener más espacios democráticos y una educación mixta.

El toma del emblemático establecimiento se produjo tras la votación de 1.451 votos a favor de este tipo de movilización, pero antes de la masiva concurrencia a elegir un tipo de manifestación, un grupo de alumnos implantó la idea que la toma era la mejor forma de pedir respuestas.

“Los monos”, así se les denomina al grupo de estudiantes más radicalizados que prefieren este tipo de movilización y que son los que cumplen la función de tomarse el colegio cada vez que Fuerzas Especiales de Carabineros los desaloja.

“No somos un grupo organizado, sino que un conjunto de esfuerzos de gente que quería que saliera la toma, para nosotros es importante dejar claro que no se trata de una radicalización del discurso, sino que una radicalización de los medios que tenemos para que cumplan nuestras demandas y lo mejor es la toma”, comenta a Publimetro uno de los estudiantes del grupo de “los monos”.

Según cuenta otro de sus integrantes, que agrupa entre 10 a 20 alumnos de diferentes niveles desde 1º a 4º medio, se les denomina de este modo porque realizan actividades más agresivas o de carácter de “simios”.

“Estamos más acostumbrados a estar en situaciones de movilización, por eso se nota mucho la diferencia de cabros que van a cortes de calle, cuando viene el guanaco se corren, pero nosotros vamos a encarar, estamos acostumbrados y convencidos y si vienen los pacos a desalojarnos, nos volveremos a tomar el instituto”, agregan.

Desde el Centro de Alumnos del Instituto Nacional (Cain), su presidente Antonio Del Pozo, expresa que si bien tienen conocimiento de los alumnos más radicales, todas las decisiones pasan por una votación abierta de todo el estudiantado.

“Este grupo es parte del estudiantado, pero no es establecido ni predefinido, más que nada son corrientes de alumnos más ridicalizados por estas demandas, pero nunca se deja de lado el proceso democrático del estudiantado. Es importante que quede claro que la votación es la que ratifica la existencia de la toma y no unos pocos”, asegura el presidente del centro de alumnos.

El concepto “monos” está interiorizado entre los estudiantes, pero desde los apoderados sostienen que no saben de la existencia de este grupo y que no están de acuerdo con las tomas.

“No teníamos idea que existía este grupo los monos, y si son los más radicales no nos parece, porque a pesar que estamos a favor de las demandas de los alumnos y compartimos muchas de ellas, consideramos que las toma es un acto de violencia contra el resto”, manifestó Judy Valdés, presidente del Centro de padres Cepa-0.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo