Atacante en partido de béisbol de republicanos se hizo pasar por vagabundo durante dos meses para preparar el tiroteo

Hasta el momento, las autoridades aún no saben cuál fue la motivación del autor del ataque.

Por Publimetro

 

En una inusual muestra de unidad bipartidista, congresistas republicanos y demócratas disputaron hoy sin retrasos el partido benéfico de béisbol en cuya preparación fueron heridas cinco personas durante un tiroteo ocurrido ayer, incluido un líder republicano en el Congreso.

El encuentro, que se disputó en el estadio donde juega el equipo local de los Nationals, sirvió para rendir homenaje al congresista republicano Steve Scalise, herido de gravedad durante el tiroteo perpetrado por un hombre de 66 años crítico con los republicanos.

A primera hora del miércoles, James Hodgkinson, de 66 años y realizó varios disparos contra congresistas, familiares y asesores que preparaban el partido de béisbol benéfico de hoy, hiriendo a Scalise, dos asesores y dos policías del Capitolio.

Hodgkinson falleció a causa de los disparos y la investigación está revelando que el hombre sentía animadversión por el presidente estadounidense, Donald Trump, y los conservadores, algo que ha puesto de relieve el peligro de división en el país.

Oriundo del estado de Illinois, Hodgkinson dejó su casa en Belleville hace dos meses para mudarse a Alexandria, supuestamente vivió en un furgón blanco, que estacionaba en a misma calle donde perpetró el ataque, y según testigos que lo vieron, casi todas las mañanas acudía al centro deportivo YMCA para ducharse y luego no hacía deporte, solo se sentaba frente a la cristalera y observaba el campo de béisbol,perteneciente al mismo complejo, que días después atacaría.

Un abogado testigo, Stephen Brennwald, afirmó a The Washington Post que el atacante pasaba horas sentado en el vestíbulo del centro con su computador, el mismo del cual meses atrás había enviado mensajes acusando a Trump de destrozar la democracia estadounidense. El ex alcalde de la localidad también coincidió con él. Conversaron numerosas veces y el político incluso llegó a ofrecerle ayuda para conseguir un empleo, pensando que Hodgkinson era un vagabundo.

A mediodía, Hodgkinson, que fue dueño de una empresa de carpintería en su localidad, almorzaba un sándwich en Pork Barrel BBQ y bebía una lata de cerveza Budweiser, según dijo la gerente Jamie Craig.

Pero el hermano del Hodgkinson confirmó a The New York Times que el tirador estaba muy frustrado con el clima político desde la elección de Trump a la Casa Blanca, la más divisoria entre la población que se recuerda en este país.

El miércoles, antes de sacudir Washington con un rifle, una pistola y más de 50 balas, Hodgkinson preguntó a un congresista que se retiraba del lugar: “¿Estos son congresistas republicanos o demócratas?”. "Republicanos", le respondió, justo antes que empezara a disparar.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo