Refinancie su hipotecario

Por Sergio Tricio
  • Sergio Tricio, gerente general de Ruvix – @stricio

Hace algunas semanas hablamos respecto a la posibilidad de pedir un crédito en el momento actual, considerando las bajas de tasas que ha realizado el Banco Central durante este año, las que han sido bastante agresivas desde el 3,5% de fines del año pasado al actual 2,5%.

Lo que hemos podido observar en las últimas semanas es una caída considerable en las tasas de los créditos hipotecarios, que de acuerdo a los datos entregados por el mismo ente rector, los niveles actuales son los más bajos en más de 10 años.

Por lo tanto, hemos incentivado a nuestros clientes a que puedan refinanciar sus préstamos, en donde hemos visto ahorros muy importantes considerando ciertos aspectos que a continuación explico.

En primer lugar, una de las características que debe tener el crédito es haber sido adquirido con una carga anual equivalente (CAE) superior al 4,2%, situación que habitualmente se había dado para créditos contraídos hace poco más de un año. Luego, estamos apuntando a conseguir un nuevo CAE (tasa de interés más seguros) en torno al 3,6%, sin embargo, hemos observado ofertas de algunos bancos con CAE en torno al 3,2%.

En concreto existen varias opciones de refinanciamiento, como bajar el valor del dividendo, disminuir los meses a pagar, una mezcla de ambos o incluso solicitar recursos frescos con un crédito de fines generales, aprovechando la garantía hipotecaria.

Lo que nosotros sugerimos en estos casos es disminuir la cantidad de meses a pagar, ya que el actual dividendo es un costo que habitualmente lo tenemos asumido en nuestro presupuesto mensual. A modo de ejemplo, para un crédito con un saldo insoluto (lo que aún se le debe al banco) por 2.000 UF, con un plazo pendiente a pagar por 16 años y un CAE levemente superior al 5%, el ahorro que se podría conseguir es disminuir en aproximadamente 2 años la deuda, lo que se traduce en un ahorro de $10.000.000 aproximadamente.

El único aspecto negativo del refinanciamiento de un crédito hipotecario son los costos operacionales, los que se deben costear en efectivo y en el minuto en que se concreta el cambio de las condiciones del crédito.

Las bajas tasas de interés actuales es probable que se mantengan por todo lo que resta del año, por lo tanto no se apure, cotice en diferentes instituciones financieras y evalúe las diferentes ofertas considerando el CAE, los costos operacionales y los costos asociados a cambiarse de banco, que eventualmente impliquen nuevos costos de mantención. Con todo, haga el ejercicio, le podría generar un importante ahorro a largo plazo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo