La región de Valparaíso tendrá un nuevo santuario de la naturaleza

El 'Santuario de la Naturaleza Quebrada de Córdova' comprende la cuenca baja del estero El Rosario, ubicada en el límite de las comunas de El Quisco y El Tabo. La nueva área protegida tendrá una superficie aproximada de 137 hectáreas.

Por Consuelo Rehbein

La creación de áreas protegidas o santuarios de la naturaleza, permite resguardar las riquezas de la flora y fauna de nuestro país. Como parte de esta misión, el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, encabezado por el Ministro del Medio Ambiente Marcelo Mena, aprobó la creación de una nueva área protegida en la Región de Valparaíso. Se ubicará puntualmente en el límite de las comunas de El Quisco y El Tabo, provincia de San Antonio.

Bajo el nombre de "Santuario de la Naturaleza Quebrada de Córdova", la zona contemplará una superficie aproximada de 137,43 hectáreas. En detalle, esta nueva área protegida estará compuesta por el lecho del estero, la laguna de Córdova, la playa Las Ágatas y 36 roles de avalúo. Su composición es de un 21% (28,89 hectáreas de fondo de quebrada) como bien nacional de uso público y un 79% (108,54 hectáreas), de terrenos privados.

137 hectáreas tendrá el "Santuario de la Naturaleza Quebrada de Córdova"

Protección de la biodiversidad

Entre los principales objetivos planteados con la declaración de este nuevo santuario, se encuentra transformar el área en un modelo de administración ambiental que combine eficientemente la gestión pública y privada.

Santuario de la Naturaleza El nuevo santuario de la naturaleza tendrá una extensión de 137 hectáreas. / Marcela Olmo y Javiera Ferreyra

“Esta categoría de conservación permite involucrar a la comunidad, contar con el apoyo de propietarios privados en la protección de la biodiversidad, y crear nuevos polos de desarrollo turístico y de educación ambiental en la zona”, agregó Alejandra Figueroa, jefa de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Minsterio del Medio Ambiente

“El Ministerio del Medio Ambiente junto a los privados, estamos saldando una deuda histórica con la Región de Valparaíso en términos de áreas protegidas, mediante la creación de un nuevo santuario, que resguardará entre otras especies de flora y fauna, a los últimos ejemplares (relicto) de un antiguo bosque de olivillo, y que hoy esta reducido y que requiere urgente medidas de conservación”, afirmó el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.

Santuario de la naturaleza Las áreas protegidas buscan resguardar la flora y fauna del lugar. en este caso, los recursos hídricos también. / Marcela Olmo y Javiera Ferreyra

La creación de este santuario busca resguardar la conservación de una comunidad de plantas higrófilas, entre las que destacan, además del olivillo (Aextoxicon punctatum), varias especies de arrayanes que pertenecen al bosque esclerófilo mediterráneo costero, con baja protección a nivel nacional.

También quedará protegido el sistema hídrico del sector (escurrimientos superficiales y sub-superficiales), y especies en categorías de amenaza. Es el caso del cururo (especie de roedor) que está en estado de "Peligro" y de otras "Vulnerables" como: el pejerrey chileno, la culebra de cola larga, la rana chilena y el coipo. “De esta forma, se reafirma la pertinencia de la categoría propuesta para la Quebrada de Córdova, al constituir un sitio de relevancia para investigaciones científicas y para la protección de formaciones naturales”, agregó la jefa de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad, Alejandra Figueroa.

El cururo, el pejerrey chileno, la culebra de cola larga, la rana chilena y el copio se encuentran entre las especies que serán protegidas con la creación de este santuario.

¿Cómo se establece un área como santuario de la naturaleza?

Se comprenden como santuarios de la naturaleza, todos aquellos sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o de ecología, o que posean formaciones naturales, cuyas conservaciones sea de interés para la ciencia o para el Estado.

Cuando los sitios se declaran como tal, quedan bajo la custodia del Ministerio del Medio Ambiente y bajo la figura de la "Ley de Monumentos Nacionales". Gracias a esta figura, se asegura la protección de una zona y ello permite proponer políticas, planes, programas, normas y supervigilar el Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Estado (SNAP), supervisando también el manejo de las áreas protegidas de propiedad privada.

Actualmente en Chile, tenemos santuarios de la naturaleza en varias zonas del país. Algunos de ellos son los "Acantilados Federico Santa María" (también en la región de Valparaíso), "Alto Huemul" (que comprende zonas de la sexta y séptima regiones), "Cerro Dragón" (en la región de Tarapacá), el "Bosque Fósil de Punta Pelluco" (en la región de Los Lagos), entre otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo