Policía de Venezuela reprime a opositores que marchan para exigir intervención de la OEA

La marcha que salió del municipio de Chacao, en el este de Caracas, avanzó por la autopista Francisco Fajardo, donde la esperaba una brigada de la Guardia Nacional (policía militarizada), apoyada con carros lanzaaguas

Por EFE

Tras 80 días de protesta, la oposición volvió a marchar este lunes con el fin de llegar a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), para rechazar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada por el presidente Nicolás Maduro; sin embargo, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) lanzaron bombas lacrimógenas nuevamente.

Dirigentes de oposición llamaron a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunida en Cancún, a observar lo que ocurre en el país, ante la represión a los manifestantes.

El líder opositor Henrique Capriles criticó la embestida contra la marcha y señaló que el Gobierno pretende activar una Constituyente "fraudulenta" en medio del rechazo popular.

"Que sepan los países del Caribe y todos los que están en México que los venezolanos no pueden acudir a ningún poder a hacer una exigencia, en este caso del CNE. Así pretenden hacer esta Constituyente, de espaldas al país", dijo.

Agregó que las protestas continuarán hasta que el Gobierno escuche las demandas del pueblo.

"Que vea la OEA, los países que van a deliberar esta tarde, que por la fuerza no se puede imponer una Asamblea Constituyente como la propuesta por Maduro", aseveró.

El diputado Richard Blanco informó en su cuenta de Twitter que avanzaron desde la Vega hasta El Paraíso, lugar donde fueron reprimidos por los funcionarios.

Por su parte el alcalde del municipio Iribarren, a través de su cuenta de twitter dio a conocer cómo agentes policiales reprimen a la multitud protestante.

Otros puntos de los previstos por la Mesa de la Unidad Democrática han sido reprimidos y dispersados por funcionarios de seguridad del Estado, como la Candelaria, Montalbán, El Valle y la avenida Victoria.

La crisis venezolana encabeza la agenda de discusión en la OEA, un foro del que el Gobierno anunció en marzo el retiro de Venezuela.

Maduro convocó la Constituyente como un mecanismo para acabar con las protestas y el CNE fijó para el 30 de julio la elección de sus 545 miembros.

La oposición que domina la Asamblea Nacional (Congreso) advirtió que la Constituyente podría disolverla, luego de las amenazas de Maduro de que estará por encima de cualquier otro poder constituido. También alertó que de instalarse, podría suspender las futuras elecciones, incluyendo las presidenciales de fines de 2018.

El diputado a la Asamblea Nacional, Juan Requesens (PJ-Táchira), adelantó desde Santa Fe que esta semana la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hará anuncios importantes sobre la siguiente fase de acciones que tomará la oposición hasta el 30 de julio, fecha en la que se realizarán las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo