Informe revela que Chile reduce levemente brecha social de uso de internet

Datos mejoran en cuatro años, pero persisten distancias, según expertos, ligadas a la calidad de educación y capacitación.

Por Pablo Contreras

Uno lo puede notar cuando se anda en la calle. Cada vez son menos los que no cuentan con un celular que les permite navegar por la web. Pese a ello, un informe revela que aún persisten diferencias en distintos ámbitos.

Según el Índice País Digital, Centro de Estudios de la Fundación País Digital, el 70,9% de los chilenos ha tenido acceso a internet en los últimos años, lo que da cuenta de un aumento promedio anual en el uso de la red de 4,3 puntos porcentuales desde 2013, en base a los datos de la Encuesta Casen 2015.

Sin embargo, al mirar por estrato socioeconómico, las cifras son otro reflejo más de la inequidad existente en nuestro país. Mientras en primer decil de menos ingresos tiene un 45,4% de uso de la red, en décimo decil la cifra alcanza el 92,4%, una brecha del 47% entre los más ricos y más pobres.

Esto se refleja sólo si tomamos en cuenta lo que sucede en el área metropolitana que tiene un promedio de 73,25%, donde Vitacura lidera en el uso de la web con 93,55%. En contraste la comuna de San Ramón muestra una utilización del 51,79%

Eso sí, esta distancia mejoran respecto de los datos de la Casen de 2011 cuando alcanzaba el 48,6% y se recupera del alza al 50,7% de 2013.

Pese a lo que pudiera pensarse que esto tiene que ver con el nivel de recursos, para Matías Stäger, jefe del Centro de Estudios Digitales de Fundación País Digital, hay otro factor más importante que influye. “El peso socioeconómico ha ido disminuyendo”, asegura.

Algo que refrenda Javier Irarrázaval, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la U. San Sebastián, quien resalta que “si bien es verdad que todavía hay bastante desigualdad al respecto, ésta se ha venido reduciendo, en parte por los menores costos de acceso a internet por el uso de teléfonos celulares, en desmedro de la banda ancha del hogar y opciones más competitivas para conseguir internet móvil”.

Stäger apunta en ese sentido que “si hace cinco años tú le preguntabas a las personas por qué no se conectan a internet, la mayoría decía que era porque el equipo o la conexión era muy cara, pero hoy dicen que no lo saben usar, entonces es un tema cultural o de educación el que va quedando”.

Brecha educacional  pendiente

De hecho, este tercer reporte de la entidad muestra que quienes no tienen educación formal sólo el 35% usa internet, mientras que son el 71% entre quienes tienen educación media completa y el 94% en el nivel universitario completo.

Esto, según Stäge, profundiza los niveles de inequidad. “La tecnología te abre oportunidades, para postular a subsidios o capacitarse también. Es una entrada de oportunidades. Eso sí va creando un problema social y vuelve a crear otras (…) Esta brecha, a mí gusto, está al mismo nivel que la desigualdad económica”.

A ello el especialista suma las carencias en materia de capacitación en tecnologías de la información que persisten en nuestro país.  “Necesitamos más programadores, más ingenieros en informática. Hay muchas oportunidades laborales con sueldos cada vez más crecientes y a las empresas les cuesta muchísimo desarrollarse y crecer por la falta de este capital humano avanzado” y alerta “no se ven indicios de que estemos creando el capital humano suficiente que permita afrontar estos desafíos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo