Madrid refuerza su seguridad para el mayor evento mundial para la reivindicación de los derechos de comunidad LGTB

La WorldPride, inaugurada en la medianoche del jueves al viernes con un espectáculo de cabaret en un teatro, se celebra entre el temor por los recientes atentados mortíferos en Europa.

Por Javiera Ortiz

La capital española reforzó las medidas de seguridad para el inicio este viernes de la WorldPride, el mayor evento mundial para la reivindicación de los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB), que durará diez días.

El sábado 1 de julio, a partir de las 17H00 locales (13:00 horas en Chile), la manifestación del Orgullo podría reunir "hasta un millón de personas", según el Colectivo LGTB de Madrid.

Pero el ayuntamiento estima que más de dos millones podrían participar en el conjunto de actividades previstas hasta el 2 de julio en la capital, de 3,1 millones de habitantes.

Se filtraron pocos detalles sobre el dispositivo de seguridad diseñado para dotarlo de más eficacia, según una fuente del ministerio del Interior, que confirmó que al menos 2.000 policías reforzarán las medidas habituales y vigilarán tejados, el subsuelo, las plazas y los accesos a diferentes recintos.

La alcaldía, por su parte, anunció que se pondrán carriles especiales de emergencia para permitir el paso de bomberos, socorristas y policías y que se limitará la afluencia a determinados lugares.

Además, se restringirá notablemente la circulación y estacionamiento de vehículos, especialmente los pesados.

El presidente del colectivo LGTB de Madrid, Jesús Grande, informó también que se instalarán unidades médicas móviles en algunos sitios y no se realizarán fuegos artificiales para evitar momentos de pánico similares a los que provocaron un muerto y 1.500 heridos el 3 de junio en Turín (Italia).

El diario conservador La Razón aseguró el jueves que las fuerzas de seguridad "van a tener controlados durante las 24 horas a los objetivos yihadistas más radicales que viven en Madrid y sus alrededores", entre 200 y 300 personas, según el periódico.

El miércoles, tres marroquíes fueron detenidos en Madrid, entre ellos un presunto miembro del grupo yihadista Estado Islámico que presentaba un "perfil extremadamente peligroso", según el ministerio del Interior.

Hasta ahora, España, en un nivel de alerta antiterrorista 4 de un total de 5, se salvó de la ola de atentados en ciudades europeas como Londres, París, Bruselas o Berlín.

Pero hace 13 años, el 11 de marzo de 2004, sufrió el peor atentado yihadista en Europa cuando varias bombas colocadas en trenes de cercanías provocaron 191 muertos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo