Toshiba aumenta su estimación de pérdidas hasta más de US$8.900 millones

La compañía anunció que retrasará, por tercera vez, la presentación de sus resultados financieros.

Por EFE

El gigante tecnológico nipón Toshiba revisó hoy al alza su estimación de pérdidas netas para el ejercicio nipón de 2016 hasta los 995.200 millones de yenes (8.946 millones de dólares), casi un 5 por ciento más que su cálculo anterior.

Para el período en cuestión, entre abril de 2016 y marzo de 2017, Toshiba prevé incurrir en un déficit neto 45.200 millones de yenes (US$406 millones) superior a su última estimación, según un comunicado.

Según la revisión de este viernes, prevé además un patrimonio neto negativo de 581.600 millones de yenes (US$5.228 millones), 41.600 millones de yenes (US$374 millones) más de lo esperado en su última estimación, a mediados de mayo.

La compañía también anunció que retrasará, por tercera vez, la presentación de sus resultados para este mismo periodo hasta el próximo 10 de agosto, decisión que ya ha sido aprobada por la autoridad financiera nipona, explicó en otro comunicado.

Este retraso se debe a las dificultades para superar la auditoría de sus cuentas, proceso que "aún continúa", según el texto.

Al incumplir el plazo de tres meses exigido por la Bolsa de Tokio para presentar sus resultados -que concluiría la semana próxima-, Toshiba verá rebajado su estatus en el parqué tokiota, con lo que dejará de operar en la primera sección a partir del 1 de agosto.

La compañía nipona experimentó hoy un descenso de 4,44 por ciento en Bolsa tras anunciar su intención de retrasar la presentación de resultados, que más tarde se confirmó.

El principal motivo de la caída de Toshiba ha sido el hundimiento de Westinghouse Electric, su subsidiaria nuclear estadounidense, cuyo endeudamiento ha derivado en la declaración en quiebra de la empresa y las compañías de dicho grupo.

Como parte de su estrategia para obtener capital externo que le ayude a resolver su deuda, Toshiba escindió su rama de chips, una de las más rentables.

Toshiba anunció el pasado miércoles que había escogido a un consorcio liderado por un fondo de inversión nipón para negociar la venta de esta escindida rama de chips de memoria, aunque la operación podría aún encontrar obstáculos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo