La trágica historia de una de las madres que acompañaba a sus hijas en el bus que se volcó en Mendoza

Familiares, amigos, compañeros de escuela y vecinos de Grand Bourg, despidieron en velatorios simultáneos a las víctimas fatales del accidente en el que murieron 15 personas, en su mayoría niños.

Por Publimetro

Este domingo Fátima López viajaba junto a la madre de su pareja, Teresa y sus dos hijas, Josefina y Angelina Gutiérrez, quienes formaban parte del grupo de bailarinas de la escuela Soul Dance Studio de Grand Bourg. Las cuatro mujeres iban a bordo del bus de la tragedia de Mendoza, pero la mujer de 33 años no sobrevivió.

Ayer por la noche su hermano Sebastián López se había acercado hasta el Municipio de Malvinas Argentinas para buscar información sobre ellas, y finalmente hoy encontró a Fátima en el listado de las víctimas fatales.

“Estamos en shock. No podemos entender lo que pasó. A fin de año se iba a casar con Eduardo, el papá de las nenas”, afirmó López al medio transandino Clarín.

Las pequeñas, de 8 y 10 años, y su abuela fueron dadas de alta y ya se reencontraron con Eduardo, quien se trasladó en auto a Mendoza apenas se enteró de lo ocurrido.

 

“Mi hermana trabajaba en el jardín infantil La casa de Platero de Martínez, cocinaba para los niños. Era muy buena y solidaria”, cuenta Sebastián.

Fátima vivía con su familia en la localidad de Manuel Alberti, en la capital argentina.

“Le dedicaba mucho tiempo a las nenas, las llevaba al colegio y a sus clases de danza. Además, las ayudaba a ensayar los diferentes ritmos de baile. Mis sobrinas estaban en Soul Dance Studio desde noviembre del año pasado”, relata el hombre.

 

Y agrega: “Antes iban a otra academia. Fátima ya había viajado con ellas a concursos. Fueron juntas a Baradero, Colón y Gualeguaychú”. Para acompañar a sus hijas esta vez se había pedido un día en el trabajo.

“Salieron el jueves y hoy tenía que volver al jardín”, se lamenta Sebastián.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo