Pobreza infantil: Chile está en el último lugar en la Ocde según estudio Unicef

Un informe del organismo internacional muestra que incluso en países desarrollados todavía hay muchos niños que enfrentan inseguridad alimentaria.

Por Felipe De Ruyt

Uno de cada 5 niños de países de ingresos altos vive en pobreza relativa de ingresos y un promedio de 1 de cada 8 enfrenta inseguridad alimentaria, según el Informe “Construir el futuro: los niños y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los países ricos”, elaborado por Unicef Innocenti.

Este es el primer reporte que evalúa la situación de los niños y niñas en países de ingresos altos en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), identificados como los más importantes para el bienestar de los niños. El documento clasifica a los países en función de su desempeño y detalla los desafíos y las oportunidades que enfrentan las economías avanzadas. Se centra en 10 objetivos y compara 41 países  a lo largo de 25 indicadores.

Utilizando este medio de comparación internacional es posible mostrar que los problemas que estamos viendo no son inevitables, pueden ser abordados con políticas públicas"

Chile ocupa el último lugar en el ranking: el puesto 41 de los países que integran la Unión Europea/Ocde. Obtiene su mejor resultado en los objetivos de “Fin al hambre” (29º) y en “Aseguramiento de producción y consumo sustentable” (26º). El peor desempeño se observa en “Aseguramiento de salud y bienestar” (40º).

La especialista en Políticas Públicas de Unicef Chile, Martha Kluttig, explicó que a pesar de los bajos resultados relativos de Chile en comparación con países de la Ocde y Unión Europea, "el ejercicio de comparación nos permite fijar estándares desafiantes y más acordes a su nivel de desarrollo económico".

"No debemos olvidar que Chile es considerado un país de ingresos altos, pues cuenta con un ingreso per cápita de 23.367 dólares, de acuerdo a cifras del Banco Mundial de 2015. El ingreso per cápita es 50% superior al promedio de la región”, agregó.

Kluttig añadió que a Chile le sirve compararse con otros países porque le permite poner en relieve los puntos en los que el país debe poner los esfuerzos. “Utilizando este medio de comparación internacional es posible mostrar que los problemas que estamos viendo no son inevitables, pueden ser abordados con políticas públicas tal como los países con buenos indicadores lo han hecho”, explicó.

Reducción de brechas

En cuanto a los problemas en este ámbito evidenciados en el mundo desarrollado, la Directora de Unicef Innocenti, Sara Cook, explicó que los mayores ingresos "no conducen automáticamente a mejores resultados para todos los niños y, de hecho, pueden profundizar las desigualdades. Los gobiernos de todos los países deben tomar medidas para asegurar que se reduzcan las brechas”.

Y aunque en muchos países se han producido grandes avances en varios indicadores, todavía hay grandes diferencias entre ellos en otras esferas. Los niveles de ingreso nacional no explican todas estas diferencias: por ejemplo, Eslovenia está muy por delante de los países más ricos en muchos indicadores, mientras que Estados Unidos ocupa el 37º puesto entre los 41º en el ranking agregado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo