Menor de edad intenta invadir la residencia presidencial de Brasil

Temer, quien asumió definitivamente la presidencia brasileña en agosto del año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff, vive sin embargo en el Palacio de Jaburu, situado a alrededor de 1,5 kilómetros de distancia.

Por EFE

Un joven, "aparentemente menor de edad", fue detenido la noche de este miércoles después de intentar invadir con un vehículo el Palacio de la Alvorada, la residencia oficial de la Presidencia brasileña ubicada en Brasilia, informaron fuentes oficiales.

La tentativa de invasión al Palacio de la Alvorada ocurrió sobre las 19.00 hora local (18:00 horas chilena), cuando el joven detenido hizo caso omiso de la orientación para reducir la velocidad del auto y arremetió contra las puertas de acceso al recinto, señaló un comunicado del Gabinete de Seguridad Institucional.

"Fueron realizados disparos de armas de fuego de advertencia (por parte de las autoridades) y, en seguida, contra el vehículo, que paró en el área interna del Palacio" de la Alvorada, añadió la nota.

 

El conductor, "aparentemente menor de edad", resultó ileso del incidente y fue conducido a la Policía Federal, que realizará las pertinentes investigaciones.

Temer, hoy en el poder, fue el vicepresidente de Rousseff, hasta que la sustituyó, de forma interina en mayo de 2016 y definitivamente el 31 de agosto de ese año, cuando el Legislativo la destituyó por supuestas irregularidades fiscales.

El mandatario, después de mudarse en febrero pasado a la Alvorada, optó por regresar a los pocos días al Palacio de Jaburu, tradicionalmente destinado para hospedar a los vicepresidentes.

Actualmente, Temer únicamente usa el Palacio de la Alvorada para algunos eventos oficiales, reuniones con parlamentarios y citas diplomáticas.

El suceso se produce en mitad de una crisis política e institucional histórica en el país que amenaza con desalojar del poder a Temer, denunciado por la Fiscalía por un supuesto delito de corrupción pasiva con base en los testimonios a la Justicia de varios directivos del grupo JBS.

La denuncia contra Temer integra una amplia investigación en su contra por los posibles delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita, aunque la Fiscalía todavía no se ha pronunciado sobre los dos últimos.

Temer se convirtió en el primer mandatario en la historia del país en ser acusado por la Fiscalía, en pleno ejercicio del poder, por un delito penal.

La crispación puede crecer todavía más, pues este viernes está prevista la segunda huelga general para protestar contra las reformas económicas propuestas por el Ejecutivo, que incluyen un severo ajuste fiscal.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo