8 razones por las que los trabajadores renuncian o se cambian de empleo

La infelicidad, la poca confianza o sentir que el trabajo no aporta son algunas de las causas

Por Felipe Salinas

Según una investigación de Global, la felicidad es un factor importante en cómo se sientan los empleados en sus puestos de trabajo. Los beneficios son múltiples: los empleados felices son más propensos a sentir que tienen un buen ajuste cultural con su empleador, también tienen relaciones fuertes con su gerente directo y con sus colegas.

Por ello, en la consultora Randstad elaboraron un listado con las 8 razones por las que los trabajadores empacan sus cosas y se van, ¿te sientes identificado con alguna?

Mala gestión

Se dice que los empleados dejan a los jefes, no a las empresas. De hecho, hasta un tercio de los solicitantes de empleo dice que la razón por la que están buscando dejar su trabajo actual es porque no les gusta su gerente, más que cualquier otro factor. La mala gestión puede hacer que un trabajo sea un placer o simplemente un dolor de cabeza.

Cultura de la empresa equivocada

Aunque la cultura de la compañía puede parecer una cosa menor y más teórica, contar con trabajadores que no cumplen con ella puede ser decisivo en cómo los trabajadores realizan sus funciones. Los trabajadores de tiempo completo pasan más de 8 horas al día en el trabajo. Eso es mucho tiempo para una persona que lo pasa mal. Por ello, si una persona no encaja con sus compañeros de trabajo, o los valores de la empresa no se alinean con los de ellos, es probable que se muevan más temprano que tarde.

Falta de orgullo en la organización

Todos queremos sentirnos orgullosos de nuestro trabajo y sentir que estamos contribuyendo a algo que vale la pena. Piensa en cómo le dirías a la gente acerca de tus primeros trabajos. Si trabajaste preparando hamburguesas o almacenando estantes en una tienda de comestibles, podrías haberle dicho a la gente que trabajaste en la "industria alimentaria" o "en el comercio minorista" dejando deliberadamente detalles. La mayoría de la gente quiere trabajar para una empresa que puedan compartir con orgullo con otros.

Los niveles de estrés están fuera de los gráficos

El estrés se cita regularmente como un contribuyente a una serie de problemas, los que pueden ir desde dificultades para dormir a la obesidad. Llevado al extremo puede afectar negativamente la salud y deslizarse hacia otras áreas de la vida. Seamos realistas: a nadie le gusta estar estresado. ¿Sabías que el trabajo es la razón número uno que las personas citan por causar estrés? Dentro de esta categoría algunos de los principales factores de estrés incluyen: ser infeliz en el trabajo, tener una carga de trabajo demasiado pesada, trabajar largas horas, etc.

Falta de equidad y respeto

A menos que exista un conjunto específico de reglas que se aplican a los gerentes y otros líderes, asegúrate de que todos sean tratados de la misma manera, independientemente de su rol en la empresa. Hacer que todos jueguen con las mismas reglas, independientemente de su estatus, genera respeto y confianza. Los líderes pueden engendrar el desprecio si su comportamiento se convierte en una cosa regular.

Su trabajo no es significativo para ellos

Al igual que querer sentirse orgulloso de la organización en la que trabajan, la mayoría de los empleados también quieren estar orgullosos del trabajo que realizan. Si creen que su trabajo no tiene importancia o carece de sentido, es más probable que se sientan desconectados de él. Para contrarrestar este problema, es importante que los empleados comprendan cómo su trabajo influye y aporta en los objetivos de la empresa.

Falta de autonomía

Los empleados a los que se les da un poco de holgura para tomar decisiones son más propensos a sentirse realizados en su trabajo. Es más probable que se apropien de su papel y propongan formas nuevas e innovadoras de acercarse a sus tareas. Piensa en el equipo directivo como asesores que guían a los empleados mientras se esfuerzan por producir su mejor trabajo. Los gerentes no necesitan ejercer control sobre cada decisión para ser eficaces. De hecho, si tienes un equipo fuerte, no deberías tener que hacerlo.

No hay oportunidades para avanzar

En pequeñas empresas u organizaciones donde los empleados están segmentados en papeles muy especializados puede parecer que no hay ningún otro lugar para el crecimiento, incluso cuando adquieren experiencia. A medida que los empleados ganan habilidades, experiencia y se especializan, tienden a buscar oportunidades para ser promovidos a puestos de alto nivel o de liderazgo. Las empresas que tienen fuertes estructuras de promoción interna tienden a llevar a equipos más fuertes y empleados más felices.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo