Estos son tus derechos y deberes si presentas licencia médica

En Chile existe un 53% más de ausentismo del trabajo por licencias, esto en comparación al promedio de la OCDE

Por Felipe Salinas

Resfríos, dolores musculares, o estrés son solo algunas de las razones por las cuales un trabajador recibe licencia médica. En promedio, cada empleado se ausenta 16,8 días de su lugar de trabajo, cifra que está por sobre los 11 días que tiene como referencia la OCDE.

Junto a ello, tanto el empleado como empleador tienen derechos y deberes, algo muy importante de saber, porque ya sabe: mejor prevenir que lamentar.

“La mayoría sabe claramente los plazos y acciones relacionadas a la tramitación de la licencia médica, sin embargo, desconocen esa facultad y también el deber que tienen de denunciar alguna irregularidad y de verificar respecto al cumplimiento del reposo. Esto es transversal, lo hemos podido ver tanto en grandes como en pequeñas empresas”, advierte Constanza Daniels, gerente de Empleadores de Inmune.

Por ello, elaboramos un listado con 5 puntos que todo empleador y sus trabajadores deben conocer:

  1. Lo primero es saber que existe un plazo fijo para presentar la licencia médica. El decreto Supremo N°3 de Salud en su artículo N°11 establece que el trabajador tiene 2 días hábiles para presentar la licencia ante su empleador (si es del sector privado) y 3 días hábiles (si es en el sector público).Desde ese plazo, la empresa tiene 3 días hábiles siguientes a la fecha de recepción para hacerla llegar a la entidad de salud previsional correspondiente (Isapre o Fonasa). Si el empleador la entrega fuera de plazo, la licencia deberá ser pagada por éste.
  2. El empleador debe respetar el reposo del trabajador, ya que la licencia médica es un derecho para recuperar la salud, por lo tanto, el trabajador debe cumplir el reposo indicado en la licencia y tú como empleador respetar rigurosamente el reposo médico prescrito. Si el empleador solicita a su colaborador desempeñar alguna labor mientras está con licencia médica, arriesga multas que van desde las 14 a 150 UTM pudiendo ser denunciado por esta conducta a la Inspección del Trabajo.
  3. La ley le da la facultad al jefe de visitar al trabajador en su reposo: el Decreto Supremo N3 de Salud faculta al empleador a través del área de Recursos Humanos a realizar visitas domiciliarias para verificar que el trabajador esté cumpliendo el reposo para recuperar su salud, sin que ello constituya una vulneración de derechos o un hostigamiento.
  4. En caso de que el empleador detecte incumplimiento de reposo o fraude previsional (por ejemplo, que no exista enfermedad o que la licencia sea para trabajar o estudiar paralelamente), tiene la obligación de denunciar los hechos ante la Compin o Isapre, Contraloría General de la República, Superintendencia de Seguridad Social, Dirección del trabajo u otro organismo de control competente existiendo siempre la facultad de denunciar los hechos a la justicia ordinaria en los casos que así proceda. (art 50 DS N°3).
  5. Si bien el pago de las licencias las hace FONASA o las Isapres, el jefe también enfrentará tiene costos asociados: se estima que el empleador paga al menos el 50% del sueldo del trabajador mientras está con licencia médica. Estos costos incluyen: provisión de vacaciones, acumulación de antigüedad, reemplazos, sobredotación, horas extras, bonos y otros beneficios, sin dejar de lado cómo la ausencia afecta directamente en la productividad, el nivel de servicio o en las ventas der una compañía.

 

“Otra materia que es desconocida es el nivel de ausentismo que es considerado "normal". En término generales, el único parámetro que existe es el reporte que publica la  OCDE para Chile, con cifras 2014, que indica 6,8 días de licencia médica por enfermedad común al año por trabajador, lo que equivale a un 1,8% de ausentismo. Esta cifra puede variar dependiendo de la industria, pero ese es el estándar reportado", señala Daniels.

La experta también agrega que "es en las empresas donde esta cifra es superior. Podríamos estar frente a políticas organizacionales o de productividad que están realmente enfermando a los trabajadores, o también, podríamos estar frente a un sobre uso de las licencias para justificar una ausencia sin necesariamente tener una enfermedad de fondo, y utilizarse para otros fines”.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo