Parlamento alemán aprueba con unanimidad reparación y ayuda a víctimas de Colonia Dignidad

La Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad en Chile saludó la aprobación de una moción en el Parlamento alemán sobre esclarecimiento de los crímenes y reconstrucción de la memoria en Colonia Dignidad y demandó al Estado chileno tomar parte en este proceso bilateral de justicia, memoria, verdad y reparación.

Por Publimetro

El Bundestag aprobó este jueves en la noche la creación de un fondo de ayuda para las víctimas de Colonia Dignidad, el enclave alemán fundado por Paul Schäfer en 1961 a orillas del río Perquilauquén, donde se registraron desde abusos sexuales a menores hasta torturas y desapariciones de opositores a la dictadura de Augusto Pinochet.

La Cámara Baja reconoció, además, la responsabilidad del Estado alemán en el fracaso a la protección de los derechos humanos de centenares de víctimas chilenas y alemanas entre las décadas del 60 y 80.

Con esta resolución, los 600 parlamentarios "reconocen la responsabilidad del Estado alemán con Colonia Dignidad y exigen al Gobierno a implementar una serie de medidas en materias de Verdad, Justicia y Memoria", afirmó el politólogo alemán Jan Stehle.

  • Una de las medidas que resolvieron los diputados solicitar al Gobierno es la creación de un fondo de ayudas para las víctimas del enclave y una comisión que se encargue de determinar a los beneficiarios.

"La importancia de esta moción es que propone enfocar el pasado del caso Colonia Dignidad de manera bilateral e integral: esclarecer los crímenes, sancionar a los responsables, ayudar a las víctimas, entre otras", sostuvo el especialista.

El ejecutivo tendrá plazo de un año para presentar un programa de ayuda a las víctimas de la secta.

  • Otras de la medidas solicitada por los legisladores es el avalúo del patrimonio del enclave alemán para utilizarlo en el pago de las indemnizaciones.

Margarita Romero, presidenta de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, saludó la aprobación de esta moción parlamentaria y señaló que “La propuesta tiene una enorme importancia, quizás es el mayor avance hacia la búsqueda de verdad y justicia a través del esclarecimiento de los crímenes cometidos en Colonia Dignidad, que es una de las preocupaciones principales de nuestra Asociación”.

 “La propuesta de coordinar las tareas para la investigación de los crímenes entre ambos Estados, es a lo que aspiramos las organizaciones de Derechos Humanos. Sabemos de fosas donde se inhumó y luego exhumó los cuerpos de al menos un centenar de prisioneros políticos. Esperamos que el trabajo de investigación y búsqueda nos lleve a conocer la identidad de estas personas que engrosan el listado de los Detenidos Desaparecidos en Chile durante la dictadura cívico-militar” agregó Romero.

Además, considerando el rol bilateral que propone la iniciativa recién aprobada, Romero indicó que “Nuestro país debe responder a esta propuesta destinando los recursos humanos y económicos necesarios para implementar comisiones y equipos ad-hoc, y coordinar las tareas que por fin nos permitan conocer la verdad sobre todo lo ocurrido en Colonia Dignidad”

Un lugar de horror

Entre los delitos reconocidos en el escrito del Parlamento alemán que afectaron a niños, mujeres y hombres se encuentran: privación de libertad, desaparición forzosa, abuso de menores, torturas, trabajos forzados y esclavitud.

Colonia Dignidad mantuvo redes de apoyo en Alemania hasta mediados de los años 90, cuando gracias "al valor de las víctimas que pudieron escapar del enclave y los esfuerzos de defensores de los derechos humanos pudieron lograr que la verdad saliera a la luz".

La secta fue fundada por el ex oficial nazi Paul Schäfer en 1956 y funcionó hasta 1991, pese a que ya en 1960 había denuncias de abusos sexuales de menores.

Durante la dictadura de Pinochet, la colonia colaboró con el régimen y su sede sirvió como centro de detención y tortura de opositores, algunos de los cuales fueron asesinados.

Los condenados

Schäfer nunca ha sido acusado en Alemania y hasta ahora no se ha abierto ningún proceso en su contra ni de sus cómplices. Mientras que en Chile fue sentenciado y murió en prisión en 2010.

El 2013, la justicia chilena condenó a seis líderes, entre ellos el médico alemán Hartmut Hopp, quien escapó a Alemania.

Chile solicitó en 2014 que Hopp cumpliera el castigo en Alemania, lo cual fue admitido por la fiscalía de Krefeld y el caso ahora está en manos de sus autoridades.

Un centenar de colonos sigue viviendo en los terrenos de Colonia Dignidad, rebautizado como Villa Baviera y se realizan allí diversas actividades, entre ellos, el turismo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo