La historia del primer chileno que votó en el extranjero

Luis Caballero cuenta que se siente orgulloso de tener la oportunidad de votar para decidir cambios en Chile, aunque no cree que vuelva al país.

Por Sandra Quevedo

Hace 27 años que Luis Caballero decidió preparar sus maletas para dejar Chile y partir a Wellington, Nueva Zelanda, lugar en donde se reencontró con su gran amor, su esposa Alicia Pulgar, quien se había ido del país hace un tiempo, por lo que sin dudarlo dejó todo atrás y la siguió.

“Ella se vino para acá (Nueva Zelanda) y yo la seguí. Me fui del país por motivos de amor”

La decisión de dejar Chile la cuenta lleno de emoción, la misma que expresó cuando este sábado se convirtió en el primer chileno que ejerció su derecho a voto en el exterior, lo que fue calificado como un “hito histórico en nuestra democracia” por la Presidenta Bachelet.

“Fue muy emocionante y me siento muy orgulloso de ser el primero, estoy tranquilo porque esto no lo hago por carácter político, sino que por la democracia chilena”, contó Luis Caballero a Publimetro, quien es enfático en señalar que no se abandera por ningún candidato ni partido político.

El chileno de 87 años, que con este hecho pasará a la historia de la democracia, agrega que dese hace un tiempo anhelaba poder tener esta oportunidad, que espera pueda contribuir a generar cambios para el país.

“Puede ser que nuestros votos en el extranjero influyan y que los que vivan en Chile estén o no de acuerdo, eso no lo sé, pero lo importante es lograr cambios, me gustaría que se mejore la educación, porque así se puede ser un país libre y próspero”, expresa.

Ante la pregunta de si le gustaría volver de forma definitiva a Chile, Luis cuenta que extraña cosas típicas de nuestro país y a su familia de seis hijos, 16 nietos y 5 bisnietos, por lo que siempre piensa en su patria, pero espera compartir su tiempo con su amor.

“No sé si vuelva a Chile porque ya soy un viejo de mierda jajaja, aunque todo es posible porque no me puedo sacar de la cabeza el pisco sour, la cueca y las empanadas. Echo mucho de menos la alegría del chileno, aquí la cosa es diferente con los anglosajones, a lo mejor vuelvo a fin de año, pero creo que me quedaré acá con mi esposa”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo