Se entregó “tía” del furgón escolar que atropelló a niña: estuvo prófuga 3 días

La fiscal Valeria Gómez formalizó a la mujer por cuasidelito de lesiones graves gravísimas de la niña Ruo Yuan Lee Tsai y por darse a la fuga sin prestar auxilio a la víctima.

Por Aton Chile

En el 8° Juzgado de Garantía de Santiago se entregó María Eugenia Viteri Fuentes (67), la conductora de un furgón escolar que el lunes 19 de junio pasado atropelló a una niña de 7 años en Ñuñoa y se dio a la fuga. La mujer estaba prófuga de la justicia desde el sábado pasado.

Viteri Fuentes concurrió hasta el tribunal ubicado en el Centro de Justicia de la capital y se presentó en el mesón de atención al público. Luego, fue entregada a Gendarmería y se le trasladó hasta la sección femenina de la cárcel de San Miguel. No hubo audiencia.

El sábado pasado, la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la medida adoptada el miércoles 22 de junio por el 8° Juzgado de Garantía, que dejó a la mujer sólo con arraigo nacional además de retirarle la licencia de conducir, pero que rechazó la prisión preventiva solicitada por la Fiscalía Metropolitana Oriente.

En esa oportunidad, la fiscal Valeria Gómez formalizó a la mujer por cuasidelito de lesiones graves gravísimas de la niña Ruo Yuan Lee Tsai y por darse a la fuga sin prestar auxilio a la víctima.

Entre los antecedentes de la formalización, la fiscal Gómez presentó la declaración de niños que se encontraban en el furgón de la “tía”, quienes señalaron que le avisaron del atropello. Sin embargo, según la fiscal, ella los hizo callar y les dijo que sería un “secreto” entre ellos, tras lo cual siguió su camino.

Además, la fiscal indicó que la conductora no respetó el “ceda el paso” del lugar en que se encuentra el Colegio Suiza de la víctima, en calle Fernández Concha con José Domingo Cañas, donde fue atropellada por el furgón cuando cruzaba junto a su madre y un hermano. Tras exponer los antecedentes, pidió la prisión preventiva de la mujer.

Sin embargo, el juez Eduardo Gallardo se opuso tanto a esta medida como al arresto domiciliario total y acogió los argumentos del defensor Mauricio Jara, quien alegó que la imputada tiene irreprochable conducta anterior y que las penas asociadas a los ilícitos van de los 61 a los 3 años de presidio, es decir, de cumplimiento en libertad.

Sin embargo, el sábado la Corte de Apelaciones de Santiago acogió los argumentos de la fiscalía y ordenó la prisión preventiva de María Eugenia Viteri, quien no ingresó de inmediato a cumplir esta medida, sino que permaneció prófuga de la justicia hasta hoy.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo