El sorpresivo acto del Gobierno venezolano en el Parlamento que la oposición repudió

El acto se realizó con el apoyo de la militarizada Guardia Nacional, que custodia el edificio, y durante el mismo fue expuesta el acta de Independencia firmada hace 206 años.

Por AFP

El gobierno venezolano realizó este miércoles un sorpresivo acto en la sede del Parlamento de mayoría opositora con motivo del Día de la Independencia, que sus adversarios tildaron de "asalto".

La ceremonia, que no estaba programada, la encabezó el vicepresidente Tareck El Aissami, quien llegó al lugar junto con el ministro de Defensa y jefe de la Fuerza Armada, Vladimir Padrino López, miembros del gabinete y partidarios chavistas vestidos de rojo.

El Aissami pronunció un discurso de unos 15 minutos en el que acusó a la oposición de tener "secuestrado" al poder Legislativo, que domina por amplia mayoría tras su aplastante victoria electoral de diciembre de 2015.

"Estamos precisamente en las instalaciones de un poder del Estado que ha sido secuestrado por la misma oligarquía que traicionó a Bolívar y su causa", afirmó el vicepresidente, desatando aplausos de los invitados.

La crisis política venezolana se encuentra en una fase de alta tensión por protestas opositoras que dejan 91 muertos en tres meses, y debido a la convocatoria del presidente Nicolás Maduro a una Asamblea Constituyente.

El Aissami advirtió que Maduro no se rendirá ni cederá en su propósito de sacar adelante la Constituyente, cuyos integrantes serán elegidos el 30 de julio y que la oposición considera un "fraude" para instaurar un modelo comunista y perpetuar al chavismo en el poder.

"Aquí está un presidente digno que jamás se rendirá ni permitirá que Venezuela sea colonia de ninguna potencia extranjera", aseguró el funcionario, confiando en que la Constituyente sea el proceso que "selle definitivamente la Independencia".

La oposición consideró el acto en la sede del legislativo como un "asalto" y una "provocación" para generar violencia.

"Fue un asalto al Palacio Federal, esto se podía haber hecho en coordinación con la directiva de la Asamblea", consideró el diputado Tomás Guanipa, previo a la ceremonia parlamentaria por la fiesta patria.

Por su parte, el legislador y ex presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, expresó que esta "provocación" no le sorprende, pues a su juicio el gobierno está dispuesto a cualquier cosa, como la Constituyente que fue convocada sin un previo referendo consultivo.

"Es un gobierno terminal sostenido por las bayonetas y las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia", afirmó Ramos Allup.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo