Gracias a Trump y el Papa hospital británico reexaminará caso de bebé que padece de extraña y mortal enfermedad

Hace unos días atrás contábamos la historia de Charlie Gard, un pequeño de 10 meses que padece una extraña anomalía que solo la sufren 17 niños en todo el mundo.

Por AFP

El hospital infantil británico Great Ormond Street anunció este viernes que examinará nuevas posibilidades para tratar a un bebé gravemente enfermo, tras las intervenciones del papa Francisco y del presidente estadounidense Donald Trump.

El hospital tenía previsto dejar de mantener en vida al bebé, Charlie Gard, tras una decisión de justicia a la que se habían opuesto los padres.

"Dos hospitales internacionales y sus investigadores nos indicaron en las últimas 24 horas que había nuevos elementos para tratamiento experimental que habían propuesto" explicó el hospital en un comunicado.

"Estimamos, como los padres de Charlie, que es justo explorar esos elementos" añadió.

El pasado mes de abril, un tribunal británico había estimado que los médicos debían interrumpir el tratamiento que mantenía en vida a Charlie Gard, que sufre una rara enfermedad genética y cuyo cerebro está muy dañado.

Cuya resolución fue ratificada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Los padres del bebé de 10 meses luchan para que su hijo pueda recibir tratamiento en Estados Unidos.

El tribunal había decidido por su parte que mantener al niño en vida solo iba a prolongar su sufrimiento. La enfermedad mitocondrial que lo afecta deteriora los tejidos musculares.

El papa Francisco dio su apoyo a los padres del bebé en sus intentos de trasladar al chico, mientras que el presidente Trump ofreció ayuda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo