Informe: mujeres son las que más ahorran para comprar vivienda y son mejores pagadoras

Documento de la Sbif da cuenta de una menor brecha en la cobertura de productos financieros entre hombres y mujeres.

Por Publimetro

Una radiografía del acceso y uso de productos financieros que tienen las mujeres y hombres en el país, contiene el nuevo Informe de Género en el Sistema Financiero de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif).

Si bien las mediciones internacionales de brechas de género muestran que la “dimensión económica” es una de las con mayor rezago en el país, los resultados del Informe dan cuenta de importantes avances en el cierre de brechas de género asociadas al uso de servicios financieros provistos por la banca.

Por ejemplo, la diferencia asociada a la cobertura de productos de administración de efectivo se ha reducido significativamente durante la última década. La relación entre cuentas de administración del efectivo (como cuentas vistas, cuentas de ahorro, cuentas corrientes) contratadas por mujeres respecto de aquellas contratadas por hombres pasó de 62% en 2002 a 92% en 2016.

Lo anterior tiene que ver como con la masificación de cuentas vista (entre las que se incluye la Cuenta RUT de Banco Estado). De hecho, por cada 100 cuentas vista contratadas por hombres, existen 99 contratadas por mujeres. El número baja a 66 en el caso de las cuentas corrientes.

Pese a ello, el reporte da cuenta que persisten diferencias relevantes en los montos administrados. A 2016, sólo un 34% del saldo total ligado a productos está asociado a mujeres.

Menos morosas y más ahorradoras para la casa propia

Por otro lado, este informe revela que las mujeres sistemáticamente han exhibido indicadores de morosidad y protestos de cheques menores a los de los hombres.

En particular, respecto a los indicadores de las deudas impagas, la morosidad menor a 90 días de los hombres es 14% mayor a la de las mujeres. En el caso de la morosidad de 90 días o más, el porcentaje llega a 40%.

Asimismo, la deuda bancaria de las mujeres posee un componente habitacional porcentualmente mayor al de los hombres (61% de la deuda de mujeres corresponde a deuda habitacional, mientras que para los hombres esta proporción es de 57%). Por su parte, la deuda de los hombres posee un componente comercial porcentualmente mayor al de las mujeres.

En esa línea, se indica que por 1 UF ahorrada por hombres en cuentas de ahorro para la vivienda, las mujeres ahorraron 1,8 UF. En tanto, de cada 100 cuentas de ahorro contratadas por personas naturales, 58 están hoy asociadas a ellas.

De esta manera, 2,8 millones de cuentas de ahorro para la vivienda son de mujeres, muy por encima de los 1,7 millones pertenecientes a ahorrantes varones.

Sin embargo, un análisis detallado del acceso a los créditos hipotecarios revela que si bien no se advierten brechas de género sustantivas en términos de tasas de interés y plazos, sí las hay en cuanto a los montos colocados, siendo inferiores para mujeres respecto de los hombres.

A diciembre del 2016 gran parte de los créditos otorgados a hombres corresponden a viviendas cuyo valor fluctúa entre 1.000 a 2.000 UF (26,6% del total) y 3.000 a 6.000 UF (25,8% del stock total). En tanto, la deuda de las mujeres se concentra principalmente en los tramos de 1.000 a 2.000 UF (32,7%) y 2.000 a 3.000 UF (23,4%). Estas relaciones han permanecido estables en los últimos 8 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo